05 abr 2020

Ir a contenido

La enfermedad típica del invierno

La epidemia de gripe llegará en las fechas navideñas y se prevé suave

La vacuna protege tanto del virus B, que origina una infección leve y es el dominante, como del A

La infección, que ya padecen los niños, alcanzará una difusión masiva a partir de la próxima semana

ÀNGELS GALLARDO
BARCELONA

La gripe ya se extiende por Catalunya, aunque aún no lo hace de forma epidémica. Los 37 centros de asistencia primaria (CAP) que controlan la difusión de la infección gripal en el territorio catalán han detectado la presencia predominante del virus B, un microorganismo con varios decenios de evolución, conocido por el sistema inmunológico de quienes se han vacunado en los últimos años, al que los epidemiólogos de la Conselleria de Salut atribuyen un moderado potencial agresivo. También circula el virus A H1N1, causante de la pandemia de hace dos años, un elemento joven con demostrada capacidad para causar una neumonía muy grave, que afecta de forma puntual a un bajo porcentaje de población de mediana edad. Ambos virus forma parte de la vacuna que se ha administrado este año.

Si los virus circulantes mantienen las actuales proporciones, y persiste el predominio del virus B, la epidemia gripal de este invierno será «bastante leve», afirmó Josep Maria Argimón, responsable del Pla Integral d'Urgències de Catalunya, sistema asistencial de la gripe de la Generalitat. «Pero los virus de la gripe son altamente imprevisibles y todo puede cambiar», puntualizó.

La gripe ha afectado esta semana en Catalunya a 55 de cada 100.000 personas adultas, una proporción que se prevé supere en pocos días a los 100 infectados por cada 100.000 habitantes, informan los epidemiólogos. Cuando se supere ese umbral se hablará de situación epidémica. Salut calcula que la epidemia de gripe se iniciará durante los día navideños, a medida que se acentúe el frío. Como sucede todos los años, los menores de 12 años, y en especial los bebés, ya están sufriendo de forma masiva las infecciones respiratorias causadas por el virus sincitial, una bronquilotis que puede ser grave si afecta a un recién nacido. Esa gripe infantil suele dar paso a la epidemia entre los adultos.

URGENCIAS LLENAS / En la última semana, los servicios de urgencias de los dos hospitales infantiles de referencia, el maternoinfantil de Vall

d'Hebron, en Barcelona, y el de Sant Joan de Déu, en Esplugues, han atendido a 4.500 niños, un 16% más que en cualquier semana del pasado noviembre. Este incremento se atribuye a la bronquiolitis en bebés de pocos meses, explican. Un 11% de esos niños, 467 en total, fueron hospitalizados y una veintena ingresó en una unidad de cuidados intensivos. Los médicos aconsejan trasladar a un hospital a los bebés que sufren una bronquitis

que les impide respirar bien.

Los 37 CAP que determinan el avance de la gripe en Catalunya obtienen trazas de mucosidad de los enfermos afectados por infección respiratoria y, como en años anteriores, remiten esas muestras al servicio de bioquímica del Hospital Clínic, de Barcelona. Este servicio, laboratorio de referencia para el control de la gripe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), analiza las muestras y establece la proporción de población afectada. Con esta información, Salut y los centros sanitarios organizan sus servicios.

LOS RECORTES Las ajustadas plantillas de médicos y enfermeras que atienden hospitales y CAP, muy reducidas este año a causa de los recortes económicos impuestos por la Generalitat, pueden resultar escasas en el momento en que la población de mayor edad sufra episodios gripales. Son los que más acuden al hospital. De esto advirtieron los médicos de Vall d'Hebron en una de sus recientes asambleas, donde informaron de la imposibilidad del hospital de contratar personal eventual en caso de necesitar refuerzos a causa de la gripe. El resto de hospitales están en la misma situación.

Los técnicos de Salut confían en que la levedad de la gripe evite el caos. «El virus B es un microorganismo desgastado y con poca potencia infecciosa -insistió Argimón-. No esperamos que ocurra nada parecido a lo de hace dos años, cuando en el punto máximo de la pandemia por gripe A en Catalunya se llegó a los 600 enfermos por cada 100.000 habitantes». La mayoría de esos enfermos, no obstante, pasaron la gripe en casa, ya que el episodio infeccioso resultó ser leve. Medio millar de personas, acabaron en la UCI.