Delincuencia sexual en el ciberespacio

Los pederastas usan Facebook y Twitter para 'cazar' menores

«Para cuando les bloquean el perfil, ya han hecho el contacto», dicen los Mossos

Manipulan en las redes sociales a chicos y chicas inseguros o sin recursos

Una menor consulta Facebook mediante un ordenador portátil en su cuarto.

Una menor consulta Facebook mediante un ordenador portátil en su cuarto. / DAVID CASTRO

4
Se lee en minutos
ANTONIO BAQUERO
BARCELONA

Emilio Loizaga. Durante el fin de semana del 5 y el 6 de noviembre, los operadores del 112 escucharon casi una veintena de veces ese nombre. Comunicantes de toda Catalunya llamaron al teléfono de emergencias para alertar a los Mossos d'Esquadra de que en Facebook un perfil a nombre de Emilio Loizaga contenía numerosas fotos de pornografía infantil. El lunes a primera hora, miembros del Grupo de Ciberdelincuencia Infantil de los Mossos contactaron con el Departamento de Delitos de Facebook en EEUU y les comunicaron la existencia de ese perfil pedófilo. Por la tarde, el perfil dejó de estar disponible y, según comunicó la red social a la policía catalana, el individuo que creó esa página fue denunciado a las autoridades de Costa Rica, donde residía.

Pero Emilio Loizaga no está solo. La explosión de internet ha hecho que en estos últimos años cientos, quizá miles de pedófilos y pederastas de todo el planeta --boylovers(amantes de chicos), se llaman a sí mismos- hayan desembarcado en Facebook, Twitter y otras redes sociales para explotar intensivamente las posibilidades de estas plataformas como punto de encuentro y como territorio de búsqueda y captación de víctimas. En definitiva, como coto de caza. Así lo usaba el individuo que el martes pasado fue detenido por el Cuerpo Nacional de Policía y que, tras contactar con una adolescente vía la red Badoo, se citó con ella y la violó.

«Para estas personas, Facebook y las redes sociales tienen muchas ventajas», señala el subinspector Rubén Mora, responsable del Área de Delitos Informáticos de los Mossos. «La primera -detalla- es que al ser un lugar con tantos millones de usuarios les permite contactar fácilmente con otros pedófilos [que sienten atracción sexual por los niños] o pederastas [que abusan sexualmente de ellos]». Se buscan entre sí tecleando palabras clave ya establecidas a nivel mundial sobre el sexo con niños o adolescentes. Incluso existe un término -que no vamos a reproducir-- para la búsqueda de personas que puedan proporcionar material pornográfico de menores.

«ESCLAVOS SEXUALES»/ «Son conscientes de que Facebook es una red abierta y que pueden ser bloqueados. Sin embargo, cuando eso ocurre ellos ya han hecho contactos con los que luego se citan en foros y plataformas de intercambio de archivos clandestinas y codificadas», comenta este responsable de los Mossos.

Este oficial reconoce la preocupación de la policía por el uso que los pederastas hacen de estas redes para captar esclavos sexuales. El objetivo principal de su depredación son menores que necesitan dinero o bien que, en su despertar adolescente, sienten confusión sexual.

A veces, como en el grupo de FacebookBusco prepago niñas en Cucutá,se ofrece dinero a chicas de 15 años. Otras veces, el depredador oculta su intención y busca chicos recién salidos de la niñez que en las redes sociales como Facebook desnudan sus dudas sobre su homosexualidad. Según Mora, «los pederastas poco a poco se aprovechan de las debilidades de esos chicos y les van manipulando». La relación salta del espacio virtual al real, normalmente mediante una cita a ciegas, y «allí ese joven acaba sometido por ese adulto, convertido en un esclavo sexual», explica este sargento de los Mossos que, aunque no quiere dar cifras, relata cómo han encontrado ya en Catalunya varios casos de menores sometidos.

Contactado por este diario, el gabinete de prensa que representa a Facebook en España señaló que la compañía dispone de «un sistema de rastreo informático para detectar ese tipo de imágenes y eliminarlas» e insistió en que colabora con las fuerzas de seguridad españolas.

Sin embargo, contra la pederastia en la red no luchan solo las policías. Marcelino es uno de los usuarios de la red comprometidos con el combate contra esa lacra. «Estas redes sociales como Facebook o Twitter, al tener el mismo modo de funcionamiento en todo el planeta sea cual sea el idioma, permiten a los pederastas de todo el mundo saltarse la barrera idiomática y entenderse en la plataforma. Además, usan todos los trucos para que una foto o un vídeo se puedan buscar fácilmente en la red», explica.

Noticias relacionadas

PERFILES SEMEJANTES / Un ejemplo de ello es el uso que los pederastas hacen de Twitter. No solo difunden tuits con imágenes y grabaciones de pornografía infantil. «El sistema de Twitter que te indica a personas semejantes a ti para que las sigas pone en bandeja a los pederastas que, sin ningún esfuerzo, puedan contactar con otros», comenta Marcelino.

En su opinión, el problema está en que, «aunque Facebook cierre un perfil con pornografía infantil, este puede volver a abrirse a los pocos minutos». «Además de cerrarlo, lo que debería hacer la red social es denunciar a estos individuos a las policías de sus países, y no lo está haciendo», añade Marcelino.