14 ago 2020

Ir a contenido

DETALLES DEL CONVENIO AEROPORTUARIO

La Generalitat considera que el pacto con Ryanair para Girona y Reus dará estabilidad

La aerolínea irlandesa recibirá en torno a 5 millones anuales por continuar en Girona y cerca de 3 por seguir en Reus

El 'conseller' de Territori aclara que el acuerdo tendrá una vigencia de cinco años y que la compañía rendirá cuentas periódicamente

CRISTINA BUESA / Girona

El conseller de Territori i Sostenibilitat, Lluís Recoder, se ha desplazado a Girona para explicar los detalles del acuerdo alcanzado entre la Generalitat y Ryanair para garantizar los vuelos en los aeropuertos de Girona y Reus (Baix Camp) para los próximos años. El responsable de las competencias aeroportuarias del Govern se ha hecho acompañar por representantes de la Diputación de Girona, la Cámara de Comercio y el Ayuntamiento de la capital, todos ellos implicados a la hora de participar económicamente en las subvenciones a la aerolínea irlandesa.

Recoder se ha mostrado satisfecho (“Hemos dado un paso de gigante”, ha observado) de un preacuerdo -la posición de AENA respecto a las tasas en ambas instalaciones podría aguarlo- que garantizará entre tres y cuatro millones de viajeros para el Girona-Costa Brava y entre medio millón y 900.000 pasajeros anuales para el de las comarcas de Tarragona. De este modo, cree, el pacto con la empresa gana estabilidad.

5,8 millones y 3,2 millones anuales

A pesar de que el conseller no ha querido revelar públicamente la cuantía que Catalunya ha garantizado a la compañía aérea a cambio de esas cifras de ocupación, según ha podido saber este diario rondaría los cinco millones anuales en el caso de Girona y los tres en Reus. Entre las administraciones públicas y privadas se estaría garantizando 5,8 millones y 3,2 millones, pero estas son cantidades que se repartirían entre todas las aerolíneas que trabajan en ambas instalaciones. La compañía irlandesa había alcanzado un acuerdo con el tripartito para recibir 11,5 millones de euros al año a cambio de seguir en Girona, pero el nuevo Govern exigió renegociarlo.

Recoder y el director general de Mobilitat, Ricard Font, han excusado la concreción de estas cantidades en la confidencialidad que han pactado con Ryanair, que se encuentra en negociaciones de este calado con numerosos aeropuertos regionales de toda Europa.

A partir de abril

Las compañías programan sus vuelos con un cierto tiempo con lo que el pacto anunciado este miércoles no será efectivo hasta el mes de abril. Entre algunos de los destinos que se garantizan está el reclamado trayecto entre Girona y Madrid. Recoder también ha aprovechado su comparecencia en la delegación del Govern de Girona para avanzar que a partir de ese mes otra compañía aérea, Transereo, unirá la Costa Brava con Moscú dos veces por semana.

Otro de los aspectos que ha destacado el conseller y también Font es que la díscola compañía irlandesa ha encajado participar en una comisión de seguimiento en ambos aeropuertos. De este modo, cada trimestre aproximadamente se celebraría una reunión entre las admnistraciones y el sector privado que aporte capital al proyecto y se rendirán cuentas sobre cómo están funcionando las rutas y cuántos pasajeros está atrayendo, de modo que la aerolínea justificará así sus movimientos.

“Ryanair compra casa”

El conseller, visiblemente satisfecho ya que las conversaciones con la empresa han sido “difíciles” -“y hemos sido víctimas de una cierta demagogia mientras nosotros trabajábamos en silencio”, ha opinado-, ha explicado también que “Ryanair compra casa, deja de estar de alquiler”. Con esta metáfora, Lluís Recoder revelaba que la aerolínea construirá un hangar en las instalaciones de Vilobí d¿Onyar (Selva) donde podrá guardar sus aviones.

Además del hangar, Ryanair también construirá un hotel en los alrededores del aeropuerto, con lo que se pone de manifiesto el arraigo en el territorio que, según la Generalitat, era conveniente para que la empresa irlandesa cumpliera sus compromisos.