SISTEMA DE SEGURIDAD en los aeropuertos

La UE impulsa los polémicos escáneres que desnudan

La Comisión Europea aprueba una normativa para ayudar a su expansión

Un agente examina la imagen de un hombre ofrecida por un escáner corporal, en el aeropuerto de Manchester.

Un agente examina la imagen de un hombre ofrecida por un escáner corporal, en el aeropuerto de Manchester. / REUTERS / PHIL NOBLE

1
Se lee en minutos
ELISEO OLIVERAS
BRUSELAS

La Comisión Europea aprobó ayer la nueva normativa común de la Unión Europea (UE) sobre los escáneres corporales que desnudan a los viajeros para impulsar su utilización en los aeropuertos y ayudar así a que reemplacen a los actuales métodos de control. No obstante, la nueva normativa no obliga a ningún país a utilizarlos este controvertido sistema. La normativa también permite a los viajeros negarse a pasar por el escáner y utilizar otro método de control, pero como no precisa este extremo puede abrir la vía a controles abusivos a los pasajeros reticentes.

El nuevo reglamento sigue permitiendo que la imagen del cuerpo del pasajero que se ve en el escáner sea muy detallada y de cuerpo entero, sin introducir ninguna limitación para reducir la calidad de la imagen para evitar que la persona sea reconocible y para proteger la intimidad del viajero.

IMÁGENES SIN ALMACENAR / La Comisión Europea aseguró que las imágenes emitidas por los escáneres no podrán ser almacenadas, copiadas, impresas, conservadas o recuperadas, sin explicar cómo se garantizará eso. En Estados Unidos ya se han producido casos de uso abusivo de imágenes de pasajeras obtenidas a través de los escáneres corporales.

La única medida para proteger la intimidad del viajero introducida en el reglamento es que el analista de seguridad que supervise las imágenes del escáner debe hallarse en un sitio separado del aparato que impida una vinculación visual directa de la imagen con el pasajero.

Noticias relacionadas

En el plano de la salud de los viajeros, se prohíbe el uso de escáneres que utilicen rayos X, como exigió el Parlamento Europeo. Pero la Comisión Europea reconoció que todavía no ha realizado ningún estudio sobre el impacto en la salud de las personas de su sometimiento reiterado a controles por otros tipos de escáneres existentes. Para intentar disimular su condición de sistemas que desnudan, la Comisión Europeo ha cambiado el antiguo nombre de «escáner corporal» por la denominación más aséptica de «escáner de seguridad».

El comisario de Transportes, Siim Kallas, insistió ayer en que los escáneres que desnudan suponen un reforzamiento importante de la seguridad, ya que «son muy eficientes para detectar objetos metálicos y no metálicos» escondidos en el cuerpo de los pasajeros. Los escáneres corporales solo son utilizados de forma sistemática en la UE en Gran Bretaña y Holanda.