difícil temporada de invierno

El aeropuerto de Reus se queda sin vuelos comerciales por la marcha de Ryanair

La aerolínea reduce a la mitad las destinaciones que ofrece los próximos meses en el aeropuerto de Girona

Un avión de Ryanair en el aeropuerto de Girona.

Un avión de Ryanair en el aeropuerto de Girona. / ACN

Se lee en minutos

Elaeropuerto de Reus vive su particular duelo de Todos los Santos al comenzar, este lunes, la temporada de invierno más difícil.Ryanair marcha y queda clausurada la línea de vuelos comerciales hasta abril. Esta semana despegarán los tres últimos vuelos de la compañía irlandesa con destino Dublín.

El aeropuerto era casi un desierto este domingo. Ni pasajeros, ni ruidos, ni anuncios. Solo unos pocos trabajadores que viven con la resignación de sus últimos días de trabajo. En total, más de un centenar de ellos se quedarán sin trabajo.

Aunque está previsto que se retome la línea comercial en abril, el más de centenar de trabajadores que se quedan sin trabajo por la falta de vuelos ven con incertidumbre su futuro cara a la temporada de verano.

Girona, a la mitad

Por su parte, Ryanair ha cumplido sus amenazas y, durante los meses de invierno ha reducido a lamitad las destinaciones que ofrece desde Girona. De 46  rutas pasará a 23. Más significativa aún es la frecuencia de vuelos, ya que las operaciones pasan de 472 por semana a solo 174, un 63% menos.

Girona se queda sin ningún vuelo a Londres y solo mantiene una conexión doméstica, con vuelos a Palma. Por contra, incorporan un vuelo a Manchester cinco días a la semana y un vuelo a Tallin (Estonia). Como novedad de la temporada, la compañía Wizz Air unirá Girona y Kiev tres días por semana.

Impacto en el sector turístico

Este será el peor invierno del aeropuerto de Reus y, de rebote, tendrá un impacto en el sector turístico de la Costa Daurada, ya que se preve una pérdida de 75.000 pasajeros, buena parte de ellos turistas. "Influirá en los servicios de la zona de la costa, incluso en Port Aventura, pero ahora ya no hay marcha atrás", explicaba una trabajadora.

Comparando las cifras del último invierno, el aeropuerto de Reus perderá nueve destinaciones, 28 rutas y 54 operaciones semanales. Mientras, AENA negocia con 13 compañías de 11 países para devolver la actividad comercial a Reus aunque los trabajadores han considerado que la situación es fruto de una mala gestión.

Desacuerdo con el Govern

Te puede interesar

En Girona, Ryanair ha cumplido la amenaza de aplicar la drástica reducción de la actividad por eldesacuerdo sobre el nuevo convenio que se ha de firmar  desde la entrada del nuevo Govern de CiU. El actuala convenio tiene vigencia hasta el 31 de diciembre pero con la planificación de vuelos que hará este invierno la compañía se inclumple gravemente.

El mes de julio, el presidente de la compañía, Michael Cawley, ya anunció que Ryanair reduciría a la mitad tanto los vuelos como los aviones (de seis a tres). Además, el presidente de la aerolínea ya auguraba que este recorte supondría perder la mitad de los pasajeros (de 2,6 millones a 1,3).