13 ago 2020

Ir a contenido

NUEVA PROTESTA CIUDADANA

Los Mossos desalojan a los acampados ante la Bolsa de Barcelona

Los concentrados se manifiestan por el Paseo de Gracia y convocan otra protesta para esta tarde

Los Mossos d'Esquadra han desalojado sin incidentes a las 08.30 horas de este lunes a los 50 indignados que permanecían ante la Bolsa de Barcelona, en el Paseo de Gracia. Los concentrados han pasado dos noches ante el edificio y querían bloquear la entrada e impedir la normal apertura del parquet, según han informado fuentes policiales.

Tras el desalojo, los trabajadores de la Bolsa han podido acceder --con algunos abucheos y gritos-- e iniciar su actividad con normalidad. Los agentes antidisturbios han mantenido el cordón policial ante un centenar de ciudadanos que han protestado por el desalojo. Un vehículo de la limpieza ha retirado los carteles y pegatinas que los concentrados habían colocado a las puertas de la Bolsa, y se ha producido algún momento de tensión.

Los concentrados culpan a las bolsas de la crisis financiera mundial. "Los políticos son culpables, pero los que les dictan las leyes son los mercados", ha explicado uno de los concentrados, Álvaro Alsina, para justificar la acción. Otro de los participantes, Rodrigo, ha lamentado que los trabajadores de la Bolsa "ayudan al sistema" y ha recordado que la crisis ha dejado a mucha gente en la calle, algo que ha considerado muy cruel, mientras que otro, Joan, se ha quejado de la violencia de los Mossos.

Manifestación y nueva convocatoria

Tras ser desalojados, los indignados se han trasladado a la plaza de Catalunya, donde han celebrado una asamblea en la que han decidido convocar una nueva protesta ante la Bolsa para las 19.00 horas de este lunes. Al término de la asamblea, se han manifestado por el Paseo de Gracia de forma pacífica, aunque han provocado cortes intermitentes de la circulación.

Los concentrados secundan el movimiento Occupy Wall Street (Ocupar Wall Street), convocado en Estados Unidos, que anima a los ciudadanos a acampar para reclamar un cambio de rumbo en la economía del país cuando se cumplen tres años de la quiebra del banco estadounidense Lehman Brothers.Esta iniciativa, de carácter mundial, se ha llevando a cabo en 20 ciudades de todo el mundo como París, Milán, Atenas, Berlín y San Francisco.