INICIATIVA SINDICAL EN BRUSELAS

La policía denuncia en la UE la "inacción" del Gobierno ante el 15-M

Considera que el Ejecutivo se "ha decantado por los indignados" y pide depender de jueces y fiscales

Agentes de policía vigilan la Puerta del Sol, el pasado 19 de agosto, donde se habían concentrado manifestantes contrarios a la visita del Papa.

Agentes de policía vigilan la Puerta del Sol, el pasado 19 de agosto, donde se habían concentrado manifestantes contrarios a la visita del Papa. / JOSE LUIS ROCA

3
Se lee en minutos

LaUnión Federal de Policía(UFP), integrante de la Unión de la Policía (UPOL), va a presentar este jueves ante el comité ejecutivo de Eurocop en Bruselas una resolución en la que denuncian "lainacción del Gobierno y de responsables policiales" ante lasprotestas del 15-My por "la diferencia de trato" que, a su juicio, han recibido los policías "con respecto a otras manifestaciones". El sindicato policial ha explicado que acude a la Unión Europea porque consideran que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "se ha decantado claramente de parte de los llamados indignados, más que de parte de su policía".

En su denuncia, la UFP reclama a las instituciones comunitarias que impulsen protocolos de actuación nuevas directrices para que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado pasen adepender de jueces y fiscales en lugar de depender del poder ejecutivo como sucede en la actualidad. El sindicato critica que "en la actualidad, todo conflicto sociopolítico se acaba convirtiendo en un conflicto policial", en alusión a las críticas que ha recibido la policía por su actuación a la hora de dispersar a los manifestantes.

"Y nosotros, la policía, no tenemos la culpa de nada, solo de trabajar turnos inacabables, de aguantar todo tipo de vejaciones, doblando servicios y dando seguridad a todos, a los que libremente quieren circular por las calles con todos sus derechos, y a aquellos que se lo impiden un día tras otro, infringiendo claramente la ley. Y ya estamos hartos", ha indicado la Unión Federal de la Policía.

Protección ante denuncias individuales

En este sentido, los agentes quieren que el protocolo garantice a los ciudadanos un trato no discriminatorio y ajustado a la legalidad y que incluya unaprotección jurídica ante denuncias individuales contra los policías. "Una sociedad como la española, democrática y basada en el Estado de derecho no puede permitir que se ponga a la policía estatalbajo sospecha", subrayan.

En su análisis, recuerdan que desde el pasado 15 de mayo, pocos días antes de las elecciones municipales y autonómicas, se produjo unaacampada de indignados en la Puerta del Sol de Madrid a pesar de que la Junta Electoral Central comunicó que no era una concentración legal al ser jornada electoral.

"No se hizo nada. A partir de ese momento, los indignados han considerado suya la Plaza del Sol y los alrededores, cortando el tráfico por todo el centro de Madrid, incumpliendo la ley orgánica 9/83 de 15 de julio, reguladora del derecho de reunión, durante más de tres meses, pretendiendo arremeter contra el Parlamento en reiteradas ocasiones e intentando asaltar el Ministerio del Interior, e incluso queriendo evitar que los diputados entrasen en la Cámara, incumpliendo la ley orgánica 10/95 del Código Penal", han indicado.

En ese sentido, aseguran que se ha vulnerado durante muchos días el derecho a la libre circulación y que, tras el desalojo, los policías han aguantado "insultos, menosprecios, escupitajos en los uniformes, intentos de orinarles en las botas de los compañeros, personas que se desnudan delante de los policías enseñando sus genitales y la policía, por orden del político de turno, mirando". "Solo nos dejaban mirar,aguantar y permitir todo", se quejan los sindicalistas.

Caza al policía

Noticias relacionadas

También aluden a la marcha contra lavisita del Papa, el pasado 17 de agosto. Denuncian que el Gobierno la autorizó "en contra de todos los informes policiales". "Una vez más la Delegación del Gobierno claudica y esa tarde se producen múltiples agresiones a los jóvenes y religiosos de la Jornada Mundial de la Juventud. La policía, por órdenes superiores, solo separó a unos y otros y siguió mirando y aguantando todo tipo de agresiones tanto verbales como físicas", denuncian.

Igualmente, se quejan de que en determinadas redes sociales "dominadas por los mismos grupos antisistema y anarquistas" se publican imágenes cuestionando la actuación policial, "intentando personalizar en el policía como causante de la provocación y de la violencia, colgando los rostros de los funcionarios con la intención de su reconocimiento, encaminado a perjudicar claramente su actividad diaria". En este sentido, reclaman una normativa que impida la utilización de imágenes que provoquen "situaciones como la recientemente vivida o la caza al policía con dianas de tiro sobre sus imágenes". Unas situaciones que, denuncian, han llevado a la apertura de faltas graves a tres agentes.