ESTUDIO DE LA OCU

La leche es peor que hace una década

El análisis de 47 marcas señala que se abusa de estabilizantes, sólidos añadidos y tratamientos térmicos agresivos

Un ganadero comprueba la ubre de una vaca, en una explotación catalana.

Un ganadero comprueba la ubre de una vaca, en una explotación catalana.

Se lee en minutos
SERVIMEDIA / Madrid

Un estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre las principales marcas de leche entera UHT presentes en el mercado concluye que este producto lácteo es peor ahora que hace 10 años.

Según el informe de la OCU, esta menor calidad puede deberse a los distintos procesos de manipulación y elaboración a los que se ve sometido el producto.

Además, según ha indicado la organización, los resultados de los análisis ponen en evidencia la falta de control de los procedimientos utilizados por parte de algunos fabricantes, como el uso de leche con elevada antigüedad, la necesidad de añadir estabilizantes y el empleo de tratamientos térmicos agresivos que deterioran su calidad, entre otros. De acuerdo con la OCU, estos resultados pueden calificarse como fraude.

Diferencias abismales

De esta investigación, realizada sobre un total de 47 marcas, también se desprende que las diferencias de calidad encontradas tras las pruebas de laboratorio son "abismales", así como las de precio. Si se elige entre dos leches de muy buena calidad, una familia puede ahorrar hasta 178 euros anuales.

Las mejores y las peores

En el estudio de OCU Pascual es la leche con la mejor calificación (80 sobre 100), seguida por Hacendado, Consum, Kaiku, Gallega, Deleite y Carrefour, siendo Muu la que mejor relación calidad-precio presenta, todas ellas por encima de los 70 puntos.

En el otro extremo de la tabla tenemos las 10 marcas que OCU recomienda no comprar, con notas que no superan los 30 puntos sobre 100 y que son, de mejor a peor, Altamita, Carrefour Discount, Condis, El Castillo, Llet Nostra, Puleva, RAM, Reny Picot, Rio, todas ellas con 30 puntos, además de Polesa, que ocupa la última posición con sólo 10 puntos.

La OCU asegura que su estudio demuestra que precio y calidad no están ligados y no es necesario gastar más dinero para beber leche de mejor calidad.

Noticias relacionadas

A la vista de estas conclusiones, la organización solicita a la Secretaría de Estado de Medio Rural y Agua un mayor control y regulación del extracto seco magro (lo que queda de la leche tras extraer el agua y la grasa), el contenido de materia grasa, fosfatos y estabilizantes que no se declaran en el etiquetado, la agresividad de los tratamientos térmicos y la presencia de sólidos lácteos añadidos.

>> Más información en e-PeriódicoMás información en e-Periódico