14 jul 2020

Ir a contenido

EL AMBIENTE HA SIDO FESTIVO

Una multitud inunda Madrid de consignas contra la crisis

Decenas de miles de personas se manifiestan en la capital española entre llamadas a la huelga general

Los manifestantes han terminado en los alrededores de la plaza de Neptuno, cerca del Congreso de los Diputados

PILAR SANTOS / ROSA MARÍA SÁNCHEZ / Madrid

Entre 30.000 personas, según la Policía, y 50.000, según la organización, han avanzado este mediodía hacia la plaza de Neptuno de Madrid, muy cerca del Congreso de los Diputados, para protestar contra los recortes hechos por el Gobierno en el último año. En total, seis columnas que han partido de diferentes partes de la ciudad y algunas, incluso, han empezado en municipios cercanos a la capital como Leganés (suroeste) y Getafe (sureste). Las manifestaciones han discurrido de forma pacífica, al igual que las celebradas en el resto de España.

Media hora antes de la hora estimada, a las 13.30 horas, la plaza de Neptuno ya estaba llena. Abundaban las familias, las parejas de mediana edad. Todos llevaban pancartas hechas en casa. Una de las más grande colgaba de lado a lado de la Carrera de San Jerónimo: "Respeto", decía , para que quedase claro que el movimiento es demócratico y pacífico. Allí, a las puertas del Congreso, un enorme dispositivo policial custodiaba el edificio que presiden los leones. Hasta allí ha sido imposible llegar, porque la Policía había dispuesto más de una veintena de furgones antidisturbios que cortaban la Carrera de San Jerónimo, el acceso directo a la Puerta de los Leones.

La Carrera de San Jerónimo parecía una calle fantasma, cortada, vacía, a excepción de los turistas que salen del Palace.

Cordón humano ante las vallas

La Policía ha dispuesto allí unas vallas en forma de zigzag para evitar el acceso, pero han sido los propios manifestantes los que, de las manos, en un cordón humano, han establecido el límite de las marcha a dos metros de las propias vallas de la Policía.

Solo algunos manifestantes se han atrevido a increpar a la Policía, pero solo para pedirles que se unan a ellos.

Preparar una huelga general

La organización de la marcha contra el Pacto del Euro ha propuesto que "las asambleas de trabajadores de barrios y pueblos de Madrid comiencen a trabajar para preparar una huelga general" que permita "cambiar esta sociedad".

Antes de dar por finalizada la concentración de los indignados en la madrileña plaza de las Cortes, la organización ha leído un comunicado que ha sido recibido por las miles de personas allí reunidas con aplausos y gritos de "Que viva la lucha de la clase obrera".

Para despedirse, la organización ha vuelto a animar a los reunidos en la plaza de las Cortes a unirse para llevar a cabo "una huelga general que va a parar el país".

Calor a la hora de comer

Pasadas las dos de la tarde, las dos columnas de las marchas se han unido en las cercanías de Neptuno. Los más cercanos al paseo del Prado han aprovechado el césped y han abierto las fiambreras. La reivindicación da mucha hambre.

El calor es de justicia, y muchos se han rociado con agua, se han puesto gorros y se han untado bien de cremas solares. El ambiente es festivo. Las columnas del sur se han traído orquestas, charangas...

"No nos mires, únete"

"No nos mires, únete", "Un bote, dos botes, banquero el que no bote", "Que no, que no nos representan", "Estas son nuestras armas" (levantando las manos), han sido algunas de las consignas más coreadas, entre silbatos y carteles reivindicativos. Muchos turistas no han dejado de hacer foto a los manifestantes.

Hay un cuidado exquisito en los lemas, se evitan las consignas de ningún partido. Solo alguna bandera republica en el mar de pancartas. Algún mensaje al Gobierno ("Rubalcaba, tienes un marrón").

La Policía Nacional y Municipal ha preparado un "importante" dispositivo, poniendo especial atención a los alrededores del Congreso, el Senado, el Banco de España y las sedes de algunas multinacionales.

Las Asambleas de Trabajadores de Barrios y Pueblos de Madrid, con el apoyo de otras organizaciones como el Movimiento 15-M, Democracia Real Ya y Juventud sin Futuro, han convocado estas marchas para mostrar su indignación por los recortes salariales, la precariedad laboral, el abaratamiento de los despidos, el aumento de la edad de jubilación y la privatización de los servicios públicos, entre otros motivos. El lema principal es "Caminemos juntos contra la crisis y el capital".