25 may 2020

Ir a contenido

ANTE LA CARTA DEL COLECTIVO INSTANDO AL BOICOT

Respuesta a los indignados de Dolors Camats, portavoz de ICV

Apreciada persona indignada,


Estoy de acuerdo con tu diagnóstico. La mayoría del Parlament tiene fuerza suficiente para aprobar los presupuestos de los recortes y la ley ómnibus que mercantiliza servicios y elimina controles sobre el mercado.

Creo que no hay una sola manera de expresar el rechazo a las políticas de recortes. Con las movilizaciones de una ciudadanía que rechaza los recortes, pero también desde el Parlament, donde tenemos razones y argumentos suficientes para votar en un sentido contrario a estos presupuestos.

Seguramente es el voto durante los presupuestos la manera de retratar los intereses de cada cual. No se trata, además, de la discusión en exclusiva del debate presupuestario. Se trata de todas las políticas que hacen y las que vendrán. Y lo que intentaremos es que, por todas las vías, como han hecho en Italia con los referendos, empezar a darle la vuelta a la situación, desde la calle, pero utilizando también todos los instrumentos en las diferentes instituciones.

El miércoles discutiremos los presupuestos porque algunos hemos presentado enmienda a la totalidad. El grupo de CiU (62 diputados) que apoya al Govern y el Grupo del Partido Popular (18 diputados) que ya ha anunciado que le ayudará a rechazar las enmiendas a la totalidad, suman 80 votos. Es una mayoría más que suficiente (68 es la mayoría) y por supuesto también el quórum necesario. Y es en este marco donde algunos queremos que se escuche nuestra voz de oposición que pone en evidencia que hay otros caminos.

Por todos estos motivos, yo, como diputada en el Parlament, elegida como tal, iré el día 15 a votar contra estos presupuestos. Y lo haré con los argumentos de una enmienda a la totalidad, de rechazo frontal. Con propuestas alternativas, porque es falso que recortar sea la única alternativa. Se pueden aumentar ingresos (aprobar un impuesto sobre los grandes patrimonios, un impuesto sobre la energía nuclear, no eliminar el impuesto de sucesiones...) y reducir gastos en otras partidas (gasto farmacéutico, conciertos en escuelas de élite que separan a niños y niñas...). Y al día siguiente, el día 16, votaremos contra de la ley de medidas fiscales y financieras, igual que en julio votaremos contra la ley ómnibus.

Yo pertenezco a un grupo parlamentario de 5 diputados y 5 diputadas, y los 10 nos opondremos. Sé que nuestros votos no serán suficientes, pero también creemos que en un momento en que se aprueban políticas de recortes hay que llenar todos los espacios para plantear alternativas y decir que sus políticas no son inevitables.

Quizás nos tienen donde querían, en la trinchera, pero desde allí o desde donde sea no dejaremos de denunciarlo. Espero, desde este planteamiento, poder compartir algunas luchas.

Dolors Camats, también diputada