25 may 2020

Ir a contenido

TEXTO COMPLETO

Carta de los indignados a los diputados del Parlament

Señor/a diputado/diputada:

Me dirijo a usted para manifestar lo siguiente:

Uno de los motivos que han hecho estallar el movimiento de las acampadas en todo el territorio son los recortes sociales que se están produciendo. No es lo único. Personas de todo tipos (jóvenes, estudiantes, trabajadoras, parados, pensionistas, inmigradas¿) hace mucho que vivimos la precariedad y la falta de democracia en nuestras vidas. En silencio hemos acumulado, durante mucho tiempo, infinitud de motivos que han hecho crecer nuestra indignación.

Ahora, por fin, hemos roto el silencio y nos hemos atrevido a hablar. Y lo hemos hecho en la calle, sin violencia pero gritando de indignación; no podía ser de otra manera, era demasiado lo que estábamos aguantando.

Estos gritos no aparecen ahora por casualidad. Se está destruyendo el ya insuficiente estado del bienestar que teníamos. En los últimos meses hemos visto con incredulidad como se cerraban servicios de urgencias o quirófanos en los hospitales. Los planes de austeridad tendrán graves consecuencias para una gran parte de la población y la excusa del déficit no nos sirve cuando se han dado miles de millones a los bancos y las cajas y se ha eliminado el impuesto de sucesiones.

Ante los presupuestos que se quieren aprobar este junio en el Parlament de Catalunya, nuestra reacción no es solo de indignación, sino de alarma: a partir de ahora la vida de los sectores sociales que menos tenemos será mucho más difícil. Mientras el paro se mantiene en cifras históricas se reducen los presupuestos en los servicios sociales. Nos parece inconcebible. La ley ómnibus da barra libre al mercado. Nos habían dicho que vivíamos en democracia, que los que tomaban las decisiones eran los que todos votábamos. Resulta que no, que las decisiones las toman los mercados.

Por todo ello, multitud de movimientos sociales nos presentaremos el día 15 de junio en el parque de la Ciutadella con la intención de parar el Parlament para frenar los recortes: haremos una cadena humana para evitar que los recortes entren en el Parlament. Pero su grupo parlamentario también puede actuar. Según el artículo 80 de vuestro reglamento no se podrá tomar ningún acuerdo si no hay suficiente quórum en el hemiciclo. Es por ello que pedimos a vuestro grupo parlamentario que aquel día no se presente a la sesión parlamentaria y boicotee los recortes. Más allá de siglas y pactos, os pedimos individualmente a cada uno de los diputados, si sois conscientes de lo que supondrán los recortes para la mayoría de la población, aquel día no ir al Parlament. Si venís y nos encontráis en las puertas, dais la vuelta o añadíos a nosotros.

Entendemos que las elecciones y el voto no pueden ser un cheque en blanco para actuar en contra la población. El 15 de mayo salimos a las calles pidiendo una democracia real. Todavía la queremos. En un día 135 personas pueden hipotecar nuestra vida durante años. ¡No lo permitiremos!

Una persona indignada