Análisis

Madrid despierta antes que Barcelona

Se lee en minutos

Es muy pronto, pero, al menos estos días, me gustaría vivir al lado de la Puerta del Sol, en vez de en el centro de Barcelona, y sentirme parte de una concentración con evidentes elementos de transversalidad y fruto de una profunda reflexión democrática. En Madrid desde hace días, y ayer lo dejaban escrito en un manifiesto, la prioridad es reformar la ley electoral, mientras que en Barcelona -decían durante una de sus asambleas- uno de los ejes de la protesta es el rechazo de los ajustes presupuestarios de la Generalitat. Lo primero es la base del sistema y lo segundo, una consecuencia.

Hace dos noches me acerqué a la plaza de Catalunya con un diputado de Convergència i Unió en el Congreso y una exparlamentaria autonómica del Partido Popular catalán (¡una imagen idílica!) para analizar la magnitud de la concentración. Mientras en Madrid se reúne un grupo muy heterogéneo de personas, en Barcelona las concentraciones tienen elementos discursivos antiglobalización que poco aportan al escenario en el que estamos y que, incluso, empiezan a ser arcaicos.

Hablar de la ley electoral, de la dación en pago, de la limitación de mandatos en cargos públicos, de la necesaria reforma institucional¿ En definitiva, hablar de elementos que mejoran y refuerzan la esencia democrática del sistema y hacer un discurso en positivo, como están haciendo desde la Puerta del Sol, es la clave para volver a confiar en un sistema político del que todos -o casi todos- queremos sentirnos parte.

Te puede interesar

Mientras acabo de escribir este artículo, un amigo, estudiante de Derecho y vinculado a movimientos altermundistas, me pregunta en Twitter si creo que todo va a quedar en una anécdota. No lo sé, pero de lo que estoy convencido es de que estamos ante un claro síntoma de interés por la política y por el mundo que nos rodea¿ Y que para acabar con esa especie de conformismo que delegaba responsabilidades en los políticos basta con ser valientes, buscar aquello que nos une y levantar la mano.

*Presidente del centro de reflexión Deba-t.org

Temas

Indignados