29 nov 2020

Ir a contenido

CATÁSTROFE NATURAL EN EL MEDITERRÁNEO

Al menos 8 muertos en Lorca en el peor seísmo en España desde 1956

Defensa moviliza la Unidad Militar de Emergencia y Zapatero y Rajoy suspenden hoy la campaña electoral

Un terremoto y su réplica de 5,2 grados derriban edificios y dejan en la calle a 20.000 personas

BELÉN PARDO
MURCIA

La tierra tembló una y otra vez ayer en Murcia. La primera, hacia las cinco de la tarde, ya sembró el pánico. Pero la segunda, a las 18.45 horas, fue peor: 5,2 grados en la escala de Richter. Varios edificios se derrumbaron, y al menos ocho personas, según la Delegación del Gobierno, murieron en la ciudad murciana de Lorca, de 93.000 habitantes. Los heridos, de distinta consideración, sumaban una cincuentena. La población se echó a la calle presa del pánico, y anoche se temía que hubiera más víctimas bajo los escombros. España no vivía un terremoto tan mortífero desde 1956, cuando fallecieron 15 personas en Granada.

Un edificio nuevo de tres plantas de la calle del Infante Juan Manuel, que se desplomó, centraba la preocupación anoche. Al menos una mujer murió allí. Otras tres personas fueron alcanzadas por cornisas que se desprendieron, entre ellas un adolescente. Una mujer embarazada y un ciclista figuran entre las víctimas.

HOSPITAL DESALOJADO / La lista de daños es también larga. El barrio de La Viña resultó muy castigado, con varios edificios derrumbados. Las calles, cortadas, ofrecían un panorama desolador: cristales de las viviendas por los suelos, muros agrietados, desprendimientos. Todos los edificios singulares de la ciudad, como el castillo, sufrieron importantes daños, e incluso se desprendió el campanario de la iglesia de la Virgen de las Huertas. También hubo que desalojar el Hospital Rafael Méndez y trasladar a los enfermos a otros centros.

Quedaron interrumpidos los servicios de agua, luz y telefonía, y varias carreteras, entre ellas la autopista A-7, cortadas y colapsadas. También se interrumpió el tráfico ferroviario al paso por la ciudad.

La movilización de servicios de rescate fue enorme. La Unidad Militar de Emergencias desplegó a 350 especialistas en rescate de personas. Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil desplegaron amplios dispositivos, reforzados por agentes desplazados de toda la región y de las limítrofes y que incluyeron expertos en derrumbes y unidades caninas de búsqueda. En total, más de 10.000 personas.

ESTUPOR / Lorca vivía anoche «una situación de pánico increíblemente dolorosa», según el delegado del Gobierno en Murcia, Rafael González Tovar. Era una ciudad aturdida por un golpe inesperado, pese a tratarse de una zona de cierta actividad sísmica. El primer temblor, con epicentro en la sierra lorquina de Tercia, fue de 4,4 grados; su poderosa réplica, de 5,2. Entre 20.000 y 30.000 personas se disponían a pasar la noche en la calle o en institutos por miedo a las réplicas, que se iban sucediendo, aunque de mucha menor intensidad.

El alcalde, Francisco Jódar, hizo un llamamiento a localidades cercanas para que suministren mantas, tiendas de campaña y comida y agua, dado que los supermercados no podían abrir por daños estructurales.

El suceso causó conmoción en todo el espectro político y las instituciones. Tanto el presidente José Luis Rodríguez Zapatero como Mariano Rajoy suspendieron los actos de campaña previstos para hoy. Alfredo Pérez Rubalcaba y el líder del PP visitarán hoy la zona afectada.