TUTELA DE NIÑOS Y ADOLESCENTES

Los centros de menores llaman a combatir su estigma de conflictivos

Los CRAE exigen al Govern que no alimente los prejuicios trasladando a jóvenes ante las quejas vecinales

1
Se lee en minutos
FIDEL MASREAL / Barcelona

Los CRAE (Centro Residencial de Acción Educativa) acogen en Catalunya a 2.700 menores que, por distintos motivos, no pueden seguir conviviendo con su familia. Sus responsables están más que hartos de la imagen de jóvenes problemáticos recluidos en centros rígidos y divorciados del entorno social y por eso exigen urgentemente al Govern una campaña pedagógica sobre la profesionalidad y la normalidad externa e interna con la que se tutela a niños y adolescentes, frente a episodios negativos aislados.

Noticias relacionadas

El último de estos casos fue el rechazo vecinal en Mataró a un centro de acogida --al que llegan en primera instancia los jóvenes antes de que ingresen en un CRAE-- por los sucesos protagonizados por algunos de los adolescentes que albergaba. Resultado: el traslado de los chavales acogidos a otro centro.

>> Más información en e-PeriódicoMás información en e-Periódico