09 jul 2020

Ir a contenido

ajustes de plantilla en la enseñanza pública catalana

Los recortes en educación harán aumentar el número de alumnos por profesor

El curso se iniciará con un mínimo de 15.000 alumnos más y 727 enseñantes menos

Jordi Casabella

En realidad, las fuerzas sindicales y la titular del departamento hablan de cosas distintas. Los primeros prefieren obviar que el volumen de la plantilla, de la que forman parte cerca de 68.000 maestros y profesores, se mantendrá prácticamente intacto, más allá de la reducción de un mínimo de 727 empleos, los equivalentes a la mitad de las jubilaciones voluntarias previstas, que, en principio, no se repondrán.

Por su parte, Ensenyament pone el acento en que, a pesar de que la reorganización propuesta comportará la movilidad geográfica de cerca de 6.000 interinos, no habrá despidos.

Una nueva reunión entre la Conselleria d'Ensenyament y los sindicatos docentes, la cuarta en el último mes, alimentó ayer la controversia sobre el alcance que tendrá el ajuste en la escuela pública catalana. Los representantes sindicales cuantificaron a la salida "el recorte de plantillas" en unos 3.600 puestos de trabajo. A primera hora de la tarde, la consellera Irene Rigau convocó a los medios de comunicación para reiterar que "nadie ha de perder el trabajo" con la reorganización de efectivos que propone.

De las cifras puestas sobre la mesa se desprende que la proporción de alumnos por enseñante crecerá el curso que viene respecto al actual. De hecho, el análisis de las cifras de la conselleria indica que faltarán 2.660 maestros y profesores para atender al alumnado en las mismas condiciones que ahora.

>> Más información en e-Periódico