Ir a contenido

SANIDAD

Los médicos del Clínic y Bellvitge alertan de los daños del recorte

Las juntas de facultativos auguran un sistema sanitario distinto y mucho peor

ÀNGELS GALLARDO / Barcelona

Los organismos que representan a los médicos de los hospitales Clínic y Bellvitge se han pronunciado, en términos que reflejan gran indignación, contra el recorte asistencial que han empezado a sufrir ambos centros a consecuencia del ahorro que les ha impuesto la Conselleria de Salut. La junta clínica que agrupa a los 300 médicos del Hospital de Bellvitge, y las dos asociaciones que representan a los 450 facultativos del Clínic coinciden en destacar la «falsedad» de los mensajes que emite Salut sobre la repercusión del recorte en la asistencia médica que reciben los ciudadanos. Aunque oficialmente aún no están aprobados sus planes de ajuste, en ambos centros se ha reducido ya la actividad.

"Los políticos dicen que los recortes causarán ciertas molestias por la centralización de servicios y el aplazamiento de operaciones de bajo riesgo vital, pero eso está lejos de ser toda la verdad --indica la junta clínica de Bellvitge--. La población debe saber que habrá una importante reducción de las unidades de cuidados intensivos, que algunas cerrarán para siempre, y que se reducirá drásticamente la presencia de cirujanos en los servicios de urgencias y en los cuerpos de guardia del hospital".

Los especialistas del Clínic advierten de que las medidas previstas "reducirán notablemente las prestaciones sanitarias" que se ofrecen en Catalunya y exponen la "indignación" del colectivo médico por las "falsedades" emitidas desde la Generalitat. "No es cierto que el cierre definitivo de más de 300 camas entre todos los hospitales de Barcelona, y la supresión de quirófanos, no afecte a la calidad de la asistencia", indicaron.

>> Más información en e-Periódico

0 Comentarios
cargando