REVISIÓN PRESUPUESTARIA DEL SECTOR PÚBLICO

Ruiz afirma que Pajín "no sabía lo que decía" cuando habló de actuar ante los recortes en la sanidad catalana

El 'conseller' de Salut reclama al Estado los 62 millones de euros que debe a Catalunya por la atención a pacientes de otras comunidades

Asegura estar dispuesto a dialogar con partidos políticos y sindicatos pero defiende que los ajustes son totalmente necesarios

El ’conseller’ de Salut, Boi Ruiz, el martes, durante una comparecencia en el Palau de la Generalitat.

El ’conseller’ de Salut, Boi Ruiz, el martes, durante una comparecencia en el Palau de la Generalitat. / DANNY CAMINAL

Se lee en minutos

EUROPA PRESS / Barcelona

Elconseller de Salut, Boi Ruiz, ha señalado este viernes que la ministra de Sanidad, Leire Pajín "no sabía lo que decía" cuando pidió alGovern un informe de los recortes en la sanidad pública catalana para luego actuar. En una entrevista enEl matins de TV3, Ruiz ha afirmado que la ministra no tuvo en cuentra que la Generalitat tiene plenas competencias en materia de sanidad.

"Si dices eso --ha afirmado el conseller sobre la intención de Pajín de actuar frente a los recortes de laconselleria-- sin tener en cuenta lo que significa tener plenas competencias en materia de sanidad, tengo que pensar que se ha dicho sin pensar lo que se ha dicho".

Ruiz ha aprovechado para reclamar al Estado que pague, a través de su fondo de cohesión destinado a las comunidades autónomas en materia de sanidad, los 62 millones de euros que debe a Catalunya por la atención médica a enfermos de otras autonomías que son tratados en hospitales catalanes. De esos 62 millones de euros, el conseller ha explicado que 47 millones corresponden a gastos de hospitalización y otros 15 millones a la medicación recitada a estos pacientes.

Abierto al diálogo

Respecto a las protestas por el ajuste en el sector sanitario catalán, el titular de Salut ha reiterado su oferta dediálogo a partidos políticos y sindicatos, al entender que los ajustes presupuestarios que defiende son totalmente necesarios y "tienen sentido" para preservar el sistema sanitario público, a la vez que ha reconocido ciertos errores en la comunicación de sus objetivos.

Ruiz ha dicho entender y respetar los motivos que llevaron este jueves amanifestarse a más de 10.000 personas en la plaza Sant Jaume de Barcelona contra losrecortesanunciados por el Govern deArtur Mas, pero los ha defendido por la actual situación de precariedad económica. Elconsellerha precisado que finalmente será el próximo 27 de abril cuando presente públicamente los datos concretos de los recortes que aplicará cada hospital, ya que "es falso" que se les haya pedido una reducción lineal del 10%, tras lo que abrirá una nueva mesa de diálogo con todos los agentes implicados para garantizar que el recorte no afecte a la calidad asistencial.

"La Visa no da para más", ha explicado para justificar la necesidad de aplicar unrecorte de cerca de 1.000 millones de euros, aunque ha precisado que el presupuesto de suconselleria seguirá por encima de los 9.000 millones y esa es una cantidad similar a la que se tenía hace tres años, lo que a su juicio tan solo repercutirá en que algunos pacientes tendrán que esperar un poco más para ser atendidos --siempre que médicamente puedan--, y otros deberán de desplazarse algo más lejos para recibir ciertos servicios.

Acuerdos tras las municipales

Noticias relacionadas

Ruiz ha considerado que los directivos de hospitales y la mayoría de médicos están cumpliendo con el encargo de aplicar los recortes "de forma muy razonable", al mismo tiempo que ha confiado en que tras las elecciones municipales del 22 de mayo sea más fácil llegar a acuerdos. Asimismo, ha insistido en la necesidad de trasladar un "mensaje de tranquilidad" ante las protestas que durante toda la semana se han sucedido, porque todo el mundo será atendido y, en el fondo, si la intención fuera desmantelar el sistema público lo más fácil habría sido no hacer nada porque éste ya estaba "en peligro", ha asegurado.

Ruiz también ha trasladado parte de responsabilidad al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, al afirmar que la situación no sería la que es y no habría tantas protestas siCatalunya recibiera los 1.400 millones de euros que marca el fondo de competitividad del Estado, tras admitir que el programa electoral de CiU no contemplaba recortes en la sanidad.