PATRIMONIO DETERIORADO

Una joya de la arquitectura modernista se cae a trozos en Argentona

La Generalitat y la propiedad no se ponen de acuerdo para rehabilitar la casa de veraneo del arquitecto Josep Puig i Cadafalch

1
Se lee en minutos
FEDE CEDÓ / Argentona

La degradación de la casa de veraneo del arquitecto modernista Josep Puig i Cadafalch en Argentona (Maresme) ha activado todas las alarmas. Se trata de un edificio que desde 1993 goza de la máxima protección como bien cultural de interés nacional (BCIN), catalogación similar a la de la Casa Ametller, la Pedrera y la Sagrada Família. No obstante, las administraciones no han sido capaces de consensuar un acuerdo para garantizar su conservación.

Noticias relacionadas

La vivienda, que antaño acogió periodos vacacionales del considerado último artista modernista, está deshabitada desde hace más de 10 años, el tiempo que su propietaria, Núria Riera, bisnieta del arquitecto, lleva intentando suscribir un convenio público con la Generalitat que le permita costear la restauración sin renunciar a la propiedad.

>> Más información en e-PeriódicoMás información en e-Periódico