04 ago 2020

Ir a contenido

ACUERDO DEL CONSEJO DE MINISTROS

La ley de igualdad de trato prevé multas de hasta medio millón de euros

Los acusados de discriminaciones como raza, edad, religión, enfermedad, aspecto o apariencia física, tendrán que probar su inocencia, según el anteproyecto aprobado

ANTONIO M. YAGÜE / Madrid

El Consejo de Ministros dio ayer luz verde al proyecto de ley de Igualdad de Trato que, además de la discriminación "por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social" recogidas en el artículo 14 de la Constitución, recogerá otros motivos como el aspecto, apariencia física, obesidad, fealdad, enfermedad, piel oscura o discapacidad, según explicó la ministra de Sanidad, Leire Pajín. Las sanciones previstas por su incumplimiento pueden llegar hasta el medio millón de euros.

La futura norma, que el Ejecutivo prevé que entre en vigor en el 2012, regulará invirtiendo la carga de la prueba, es decir, que cuando haya indicios de rechazo tendrá que ser el acusado el que desmuestre que su conducta fue correcta y que no marginó. También penará las discriminaciones múltiples y asociadas. Por ejemplo, la que puede sufrir una mujer que además es discapacitada o una madre trabajadora que no es contratada porque tiene hijos y se presupone que faltará mucho al trabajo.

Además del ámbito laboral, la ley también afectará a la sanidad, educación, vivienda o transportes. Según el último Eurobarómetro, cerca del 15% de los españoles han sido víctimas de casos de discriminación y el 30% ha sido testigo de casos.

En busca del consenso

"El Ejecutivo quiere construir una sociedad que no humille a nadie y que no permita que nadie se humillado, una sociedad donde sentirse seguro y, sobre todo, sentirse amparado por la ley", destacó Pajín tras el Consejo de Ministros. La ministra explicó que la ley, incluida en el programa electoral del PSOE en las pasada elecciones, incorpora por primera vez todas las definiciones en materia de discriminación que existen en la UE.

La titular de Sanidad recordó que el anteproyecto empieza ahora su recorrido y a partir de ahora serán los órganos consultivos y de opinión los que deben prestar las aportaciones al texto "El objetivo es que sea una ley que cuente con el máximo consenso posible y que equipare a España al nivel de países europeos como Alemania, Suecia Holanda o Austria", agregó.