Ir a contenido

TRASPASOS DE COMPETENCIAS

La Generalitat asume la gestión de los trenes regionales

El Govern decidirá los horarios, las tarifas y controlará la calidad del servicio

ACN / Barcelona

Con la llegada del 2011 la Generalitat asume la gestión de los trenes regionales de Renfe en Catalunya, un traspaso acordado por el Govern y el Estado el pasado 17 de noviembre. Así, y en aplicación del artículo 160 del Estatut, a partir de ahora la Generalitat controlará el servicio, la calidad del mismo, decidirá las frecuencias de paso de los trenes, las tarifas, los horarios e inspeccionará el servicio de todos los convoyes que salgan y lleguen a Catalunya. Renfe seguirá siendo la operadora de Cercanías y Regionales durante todo este año.

Se calcula que unos 11 millones de usuarios utilizarán los trenes regionales este año, en los más de 760 trayectos que se realizan cada semana. En concreto, el convenio entre Estado y Govern contempla que durante el 2011 circularán una media de 763 trenes. El servicio contará con 256 trabajadores.

En la web de Rodalies de Catalunya  www.gencat.cat/rodalies/ , seis líneas de los trenes regionales ya han sido bautizadas: la R11, de Barcelona a Portbou por Girona; la R12, de l'Hospitalet a Lleida por Manresa; la R13, de Barcelona a Lleida por Valls; la R14, de Barcelona a Lleida por Tarragona y Reus; la R15, de Barcelona a Riba-roja d'Ebre por Tarragona y Reus, y la R16, de Barcelona a Tortosa/Ulldecona. El traspaso no incluye, sin embargo, el servicio de trenes Avant, que circulan por Catalunya en alta velocidad.

El déficit lo asume el Estado

El Estado se ha reservado las competencias que afectan a la infraestructura de la red ferroviaria de interés general, la licencia de empresa ferroviaria, la regulación de la formación obligatoria de los trabajadores, así como la expedición de los títulos y la seguridad de la circuación. El convenio prevé que ambas administraciones colabores en la formación del personal, las inspecciones, la investigación de accidentes y la prestación de servicios adicionales.

Por lo que respecta a la financiación del servicio, el Estado se ha comprometido a asumir la totalidad del déficit de los trenes regionales, que para este año se cifra en 14,8 millones de euros. La Generalitat no asumirá las pérdidas de Renfe ni de este ejercicio ni de ejercicios anteriores.