11 jul 2020

Ir a contenido

EL PASADO NOVIEMBRE

El detenido por matar a su pareja en Ciudad Real había sido absuelto por una denuncia de la víctima

Es la 71ª mujer que ha fallecido como consecuencia de la violencia machista en lo que va de año

El hombre detenido como supuesto autor de la muerte de su compañera sentimental en la localidad de Porzuna (Ciudad Real) había sido denunciado por la víctima por la situación de amenazas que padecía, motivo por el que fue juzgado en un juicio rápido, en el que no fue condenado. Así lo han indicado a Efe fuentes próximas a la fallecida, quien tenía 24 años y padecía un tipo de minusvalía.

La víctima denunció el pasado 27 de noviembre en el cuartel de la Guardia Civil de Porzuna su situación y tras celebrarse un juicio rápido en un juzgado de Ciudad Real el juez no estableció ninguna condena ni interpuso ningún tipo de medida de protección, ni medidas de alejamiento, decisión que fue recurrida por la abogada de la fallecida. Con este fallecimiento un total de 71 mujeres han muerto este año a causa de la violencia doméstica, según los datos del Ministerio de Política Social e Igualdad.

Vecinos consultados por Efe han comentado que la mujer había advertido de que su situación "empeoraba cada vez más" y que las amenazas por parte de su marido eran "casi diarias". Según las mismas fuentes, la mujer padecía un tipo de minusvalía que le impedía trabajar, si bien participaba activamente en la Asociación de Minusválidos de Porzuna (Amipora).

Lesiones con arma blanca

La víctima era madre de cuatro hijos, dos de los cuales eran fruto de una relación anterior y otros dos, de su matrimonio con el arrestado, E.M.K., un hombre de 29 años de origen marroquí que trabajaba como pastor en Porzuna. La Guardia Civil le ha detenido como supuesto autor de la muerte de su compañera sentimental.

Según la subdelegación del Gobierno, los hechos se produjeron en el domicilio familiar tras una discusión entre la pareja, en el transcurso de la cual el hombre produjo lesiones a la víctima con un arma blanca.

Fue ella misma la que avisó al 112, tras lo que fue trasladada al Hospital General de Ciudad Real, donde había sido intervenida quirúrgicamente, pero ha fallecido poco después. El juzgado de Instrucción número 3 de Ciudad Real se ha hecho cargo del suceso y, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM), el arrestado aún permanece en dependencias judiciales en espera de que pase a disposición judicial.