PROYECTO PARA EL 2013

Bruselas impulsa un plan para luchar contra el cibercrimen

La Comisión Europea propone crear equipos de reacción rápida a nivel nacional y un centro especializado en la UE

El Ejecutivo comunitario insta a los países a establecer un sistema que facilite las denuncias de los ciudadanos

1
Se lee en minutos
ELISEO OLIVERAS / Bruselas

Ante la creciente amenaza que representa la cibercriminalidad para la seguridad de los ciudadanos, las empresas y los propios estados, la Comisión Europea ha propuesto hoy a los 27 países de la Unión Europea (UE) un plan de lucha contra la criminalidad informática. El coste total de la delincuencia cibernética asciende ya a unos 750.000 millones de euros anuales, según los cálculos del Ejecutivo comunitario.

El plan prevé la creación en el 2013 de un centro europeo sobre cibercriminalidad, el desarrollo a nivel europeo de capacidades de investigación y persecución de los delitos cometidos en internet a través de Europol (la agencia policial europea) y la entrada en funcionamiento de un sistema europeo de alerta.

Protocolo de actuación

Noticias relacionadas

La base del nuevo mecanismo será una red de equipos nacionales de respuesta rápida informática. Estos equipos deberían ser operativos y estar interconectados entre ellos a nivel europeo en el 2012. Los Veintisiete deberán haber establecido además una serie de normas comunes de actuación para policías, fiscales, jueces y especialistas informáticos en la investigación de los actos de delincuencia cibernética.

Cada gobierno europeo, según el plan, tendrá también que crear un mecanismo que facilite que los ciudadanos y las empresas puedan comunicar de forma rápida y cómoda los intentos de cibercriminalidad que descubran (correos electrónicos fraudulentos, programas maliciosos, virus informáticos, robos de identidad y de tarjetas de crédito y otras modalidades de ataques informáticos). La Comisión Europea propuso asimismo que los gobiernos desarrollen programas nacionales de urgencia para hacer frente a eventuales ataques cibernéticos y para la recuperación posterior después de un fallo grave.