Tradiciones sin fronteras

El 'Cant de la Sibil·la', profunda tradición navideña de Mallorca

La canción, de música arabizante, pervive solo en la isla y el Alguer

El ’Cant de la Sibil·la’ en la catedral de Palma de Mallorca, en el 2004.

El ’Cant de la Sibil·la’ en la catedral de Palma de Mallorca, en el 2004. / MIGUEL ÁNGEL CAÑELLAS

1
Se lee en minutos
FIDEL MASREAL
BARCELONA

Para entender el Cant de la Sibil·la hay que situarse en el santuario de Lluc, a las once de la noche de la víspera de Navidad. En la sierra de Tramuntana de Mallorca, la voz de un niño o una niña, vestido con una túnica y portando una espada, emergea capella. «El jorn del judici, parrà qui haurà fet servici, Jesucrist, Rei Universal, home i ver Déu eternal, del cel vindrà per a jutjar i a cada u lo just darà». La canción se recrea en cada sílaba dándole el aire arabizante que requiere ya que el texto, una referencia apocalíptica al Juicio Final, procede de la edad media.

Solo en las iglesias de Mallorca y el Alguer se mantiene intacta una tradición que en otros puntos del País Valenciano y Catalunya se perdió progresivamente. Es por ello que el director de la Escolania de Lluc destaca que «no se ha reconocido una cancioncita folclórica sino una música mágica, sin la cual no se entiende la Navidad en Mallorca».

Noticias relacionadas

Voces como la de Maria del Mar Bonet han dado realce a un personaje, la Sibila, relacionada con el oráculo y procedente de la religiosidad griega y romana. Era una pitonisa, una anciana, que leía el futuro. Una figura pagana de la que el cristianismo se apropió. Hoy es voz, música y tradición reconocida.

Elconsellerde Cultura y Patrimonio del Govern Balear, Joan Font, destacó que el reconocimiento es el fruto de un largo proceso en el que han participado entidades religiosas y laicas, el obispado de Mallorca y el Consell de Cultura Popular.