ACOGIDA DE DISIDENTES

Seis ex presos cubanos más llegarán a Madrid a partir del jueves

Una delegación del PSOE ha viajado hoy a Cuba para analizar los avances que se están produciendo en la isla

Se lee en minutos

ACN

El estado español acogerá seis ex presos cubanos más que llegarán con sus famílias al aeropuerto de Barajas a partir de este jueves y a lo largo de la semana que viene.

Precisamente este martes una delegación del PSOE, encabezada por la secretaria de organización, Leire Pajín, y la responsable de política internacional del partido, Elena Valenciano, ha viajado a Cuba para analizar los avances que se están produciendo en la isla y seguir in situ el proceso de excarcelación de presos políticos. Con los seis nuevos disidentes, España habrá acogido 26 ex presos cubanos.

Los seis nuevos cubanos que acogerá el estado español forman parte del grupo de los 75 disidentes detenidos en la primavera de 2003 por sus ideas contra el régimen comunista.

El gobierno cubano aceptó, después de negociar con la iglesia cubana y el gobierno español, excarcelar gradualmente un total de 52 presos políticos con la condición que estos viajen a España --después pueden irse a otros paises si lo desean--.

Selección de prisioneros

La selección de los prisioneros corre a cargo del arzobispado de la Havana --especialmente en la máxima autoridad católica de la isla, el cardenal Jaime Ortega--, que tiene en consideración factores como la salud de los retenidos o su deseo de viajar a España.

Te puede interesar

Los 20 primeros disidentes cubanos excarcelados el 12 de julio atribuieron su puesta en libertad a una serie de hechos: la muerte del disidente Orlando Zapata, la huelga de hambre de Guillermo Fariñas --abandonada al conocer su liberación--, las marchas pacíficas del grupo de las Damas de Blanco, el apoyo del exilio cubano y la lucha por la democracia y la libertad de los pueblos y los gobiernos de todo el mundo, que les han dado su favor.

El viaje de la delegación del PSOE a la isla se produce dos semanas antes que la UE revise la Posición Común, que desde 1996 y a propuesta del ex presidente José María Aznar, condiciona las relaciones con la isla a la mejora de los derechos humanos