la regulación de la actividad

36 municipios catalanes tienen tradición de encierros

El texto prevé sanciones de hasta 150.000 euros por malas prácticas

La proposición de reglamento de los 'correbous' los limita a estas localidades

Se lee en minutos

R. V.
BARCELONA

La celebración de festejos conbousno se circunscribe a las Terres de l'Ebre. La proposición de ley de regulación de las fiestas tradicionales con toros, que ya tiene el dictamen favorable de la comisión de Política Cultural, fija en 36 los municipios (ver gráfico) con tradición decorrebous. Serán los únicos que podrán organizarlos si se aprueba el reglamento. La mayoría de ellos (26) pertenecen a las Terres de l'Ebre, pero también los hay en la Catalunya central (Cardona y Santpedor), Girona (Roses, Torroella de Montgrí, Vidreres, Olot), otras comarcas de Tarragona (El Morell y Mont-roig del Camp) y Barcelona (Badalona y Vilanova i la Geltrú).

La proposición de ley limita a seis las modalidades de fiestas tradicionales con bicornes que podrán celebrarse:bous a la plaça(que incluyen losbous a la platja),bous al carrer (que incluyen loscorrebouso encierros propiamente dichos),bou capllaçat, bou embolat, bou salvatge(como losbous a la plaçaoal carrerpero con un morlaco con el que nunca antes se ha jugado) y exhibición de habilidades.

MINIMIZAR EL ESTRÉS / El proyecto de reglamento es prolijo en normas que persiguen minimizar el cansancio y el estrés del animal. Por ejemplo, los animales pueden participar un máximo de 15 minutos en losbous a la plaçayal carrery de 50 en elbou capllaçat, mientras que en elbou embolatlas bolas sujetas a un aparejo sobre la cabeza de la bestia no pueden arder más de un cuarto de hora.

El capítulo de restricciones prohíbe la participación en los espectáculos de los menores de 14 años y de las personas que muestren signos de embriaguez, así como el uso de palos, pinchos, descargas eléctricas y cualquier otro instrumento que provoque daño al animal.

Para las infracciones consideradas muy graves la norma contempla sanciones de entre 60.000 y 150.000 euros y la inhabilitación durante un año para el ganadero o el organizador castigado. En el caso de las infracciones graves las multas previstas son de entre 601 y 60.000 euros, y al infractor se le puede impedir participar en loscorrebousdurante dos años.

El diputado de CiU Josep Rull considera que solo los «malintencionados» pueden ver incoherencia en el voto casi en bloque de la federación nacionalista a favor de prohibir los toros y su defensa cerrada de loscorrebous. En la misma situación se encuentra ERC.

Noticias relacionadas

Francesc Sancho, diputado de CiU de les Terres de l'Ebre, cree que la intención de la plataforma proanimales Prou! de prohibir loscorrebousobedece a una visión del mundo propia de «urbanitas» y al «desconocimiento» de este tipo de fiestas.

Si los defensores de los animales llegan a presentar una iniciativa legislativa popular (ILP) contra los encierros, Sancho responderá con una pregunta: «¿Qué país y qué campo queremos? ¿Un campo que sea realmente rural o un jardín en el que sus habitantes seamos solo un decorado? Prohibir loscorreboussería matar una parte importante del alma del país».