Ir a contenido

requiere correr 45 minutos diarios

El Pitbull, una raza que necesita ejercicio extenuante para no ser peligrosa

Solo un dueño experto puede garantizar el comportamiento de un animal concebido para la pelea

EL PERIÓDICO

La agresividad del American Pitbull Terrier depende en gran medida de la educación que recibe por parte de su amo y del ejercicio diario. A pesar de que es una raza criada históricamente para sobresalir en combate contra otros perros, si mantiene una educación equilibrada desde cachorro tiende a tener un temperamento extremadamente equilibrado, y contrariamente a la creencia popular, no es agresivo por naturaleza con los humanos. Sin embargo, cuando esas circunstancias no se dan, es peligroso especialmente con los niños y los extraños. Si no se tiene tiempo tiempo para ejercitar al perro regularmente, se debe elegir otra raza. Lo mínimo que necesita correr un pitbull adulto o similar es entre 30 y 45 minutos diarios.

 

Aunque el origen exacto del American Pitbull Terrier no se conoce, sus raíces apuntan a Inglaterra, en el siglo XVIII y IXX, cuando se pretendía una raza capaz de enfrentarse contra toros. Algunos expertos opinan que su origen está emparentado con los antiguos molosos o perros de guerra utilizados por los asirios en el año 2000 A.C. que se mezclaron posteriormente para dar lugar a los Bandog y Alaunt, razas que mas tarde darían lugar al Bulldog y al Mastiff.

 

Un animal de gran potencia física

 

Es un perro de cuerpo rudo, robusto y muy musculoso, aunque es corto, en cuanto a la largura. La cabeza tiene forma de cuña vista desde arriba y redonda vista desde el frente. Es destacable su tren posterior, con una cadera larga, inclinada y ancha para garantizar una mayor potencia de arranque. El hocico destaca por tener los orificios nasales anchos. Las orejas carecen de pliegues y son rectas. Ojos redondos y muy vivos.

 

Algunos Pitbulls pueden mostrar agresión hacia otros perros. Aunque esta agresividad puede disminuirse si desde cachorros se les junta con otros cachorros para que se acostumbren a otros perros y así disminuir casi por completo esa agresividad. Son perros de amo y no de manada, es decir, responden ciegamente a las órdenes del dueño y tienden a ser celosos, por lo que hay que ser precavidos en el entorno familiar. Si hay un cuidado que necesita un Pitbull es el ejercicio físico. Son animales que no solo disfrutan con el ejercicio extenuante, es que lo necesitan. En caso contrario, pueden llegar a ser peligrosos.