Ir a contenido

GOLPES CON EL HOCICO

Un vecino de A Coruña resulta herido al ser atacado por un delfín

Se trata de un cetáceo perteneciente a una especie solitaria y agresiva

ATLAS
A CORUÑA

Un vecino de A Coruña decidió zambullirse en el agua de los pantalanes de su ciudad para comprobar si le ocurría algo a la hélice de su embarcación. De repente escuchó un ruido, el que genera un delfín cuando sale del agua y Ricardo no tuvo tiempo para reaccionar: el cetáceo lo cogió por detrás y lo levantó de un empujón.

Ricardo asegura que en ese momento no le hizo daño, pero fueron los golpes que le asestó con el hocico los que le fracturaron un brazo. El susto pudo haberse convertido en tragedia si se tiene en cuenta que la especie a la que pertenece su agresor es capaz de matar tiburones grandes a base de darles golpes con el morro.

Comportamientos poco frecuentes

Actualmente, puede haber unos 70 delfines solitarios en el mundo iguales que con el que se encontró este vecino coruñés. Se trata de cetáceos que tienen comportamientos poco frecuentes y que podrían calificarse de antisociales, respecto a los ejemplares de su misma especie.

Según los investigadores del Cemma (Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos) las agresiones a personas son poco frecuentes ya que, hasta ahora, en la historia de la interacción entre seres humanos y delfines solitarios la relación suele ser altamente peligrosa para el cetáceo y no al revés.

Temas: A Coruña