Ir a contenido

La secundaria virtual ya es una boyante realidad

El Institut Obert de Catalunya, creado en el curso 2006-2007, ya tiene 12.000 alumnos

La demanda de Formación Profesional a distancia registra un gran incremento

JORDI CASABELLA
BARCELONA

El macroinstituto público de secundaria creado en el curso 2006-2007 para poder completar el graduado de ESO o cursar el Bachillerato y la Formación Profesional (FP) de forma no presencial, el Institut Obert de Catalunya (IOC), acaba de cerrar el año académico con 12.052 alumnos, un 69% más que hace un año.

Cerca de la mitad de los estudiantes del IOC, que viene a desempeñar en la enseñanza secundaria la función que realiza la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) en el ámbito de la educación superior, intentan obtener el título de graduado años después de haber abandonado los estudios de ESO. Les siguen los alumnos de FP (3.981 para el próximo curso), que han experimentado un alza espectacualr desde el curso 2006-2007, cuando solo eran 1.025. El colectivo de quienes cursan Bachillerato (1.836) crece de forma más pausada. En este sentido, el recorte de la oferta de Bachillerato nocturno no ha tenido apenas impacto en la matrícula de los cursos a distancia que ofrece el IOC.

El grueso del alumnado tiene entre 21 y 40 años y simultanea el estudio con un trabajo. La principal característica del IOC es que permite acompasar el ritmo de los estudios a los intereses del estudiante, lo que ha llevado a dividir los periodos de matrícula por trimestres (en el caso del graduado de secundaria) o semestres, en el Bachillerato y la FP.

RENDIMIENTOS EQUIPARABLES / El director del IOC, Francesc Pomés, explica que el alumno no se matricula por cursos, sino por asignaturas, y que, en general, invierte más tiempo en completar los estudios que en la enseñanza presencial. A pesar de ello, o tal vez precisamente por esa razón, en el Bachillerato y la FP sus rendimientos son equiparables o incluso más satisfactorios que los de los estudiantes de la enseñanza convencional.

MUCHAS DESERCIONES / Pomés atribuye el 40% de deserciones que castiga a los cursos de graduado a que son «gratuitos», lo que, a su juicio, propicia en mayor medida el abandono de los estudios. Los porcentajes de bachilleres y alumnos de FP aprobados (61% y 95%, respectivamente, sobre el total de los que siguen el curso) rebasan ampliamente los de quienes intentan hacerse con el graduado (48%).

El Institut Obert de Catalunya, que en abril inauguró su nueva sede de seis plantas en el número 71 de la avenida del Paral.lel de Barcelona, cuenta con 99 profesores en plantilla y 79 colaboradores externos dedicados diariamente a asesorar, plantear cuestiones y corregir los ejercicios del alumnado.

Una cuarentena de centros de apoyo repartidos por todo el territorio catalán ofrecen a los estudiantes a distancia la posibilidad de acudir a resolver dudas o bien a utilizar sus instalaciones.

0 Comentarios
cargando