Ir a contenido

TRIBUNALES

El juez encarcela a la cúpula de los Ángeles del Infierno de Barcelona

Los seis dirigentes están acusados de tráfico de drogas y asociación ilícita

El boix noi detenido no pertenece a la banda, pero está vinculado a la trama

MAYKA NAVARRO / J. G. ALBALAT
BARCELONA

La operación policial que en los últimos meses han realizado de manera coordinada los Mossos d'Esquadra y la Guardia Civil contra los Ángeles del Infierno se saldó la madrugada de ayer con el ingreso en prisión de seis de sus miembros en Barcelona, entre ellos el presidente y el tesorero. En el contexto de la misma investigación también ha sido encarcelado José Antonio Romero Ors, alias Jaro, un miembro activo de los Casuals que en 1991 fue condenado por el asesinato de un seguidor del Espanyol y al que se le acusa de traficar con drogas que presuntamente compraba a los Hell Angels. Desde el 7 de marzo también se hallan en prisión dos ángeles del infierno de Italia que fueron detenidos en Martorell cuando regresaban a su país con un kilo de coca que presuntamente compraron a sus colegas de Barcelona. Y en Madrid, otro de los arrestados también ha sido encarcelado.

De los 22 ángeles del infierno que el martes fueron detenidos en varias ciudades españolas, el titular del Juzgado de Instrucción número 19 de Barcelona, en funciones de guardia el jueves, interrogó a nueve. Este es el mismo magistrado que ha coordinado las investigaciones de la unidad central de información de la Guardia Civil y la unidad de secuestros y extorsiones de los Mossos.

Tras los interrogatorios, el juez dictó prisión para seis de los nueve arrestados. En los autos, el magistrado solo les imputa los delitos de asociación ilícita para delinquir y tráfico de drogas. Incluso así, los investigadores sostienen que los detenidos extorsionaban a los miembros de otros motoclubs e incluso a aspirantes al suyo. También les acusan de haber amenazado a promotores musicales para hacerse con la seguridad de los conciertos.

UNIDAD DE SECUESTROS

La unidad de secuestros y extorsiones de los Mossos ya investigó a los Hell Angels en el 2007. En los últimos tiempos, estos policías autonómicos han visto cómo se disparaban los casos de extorsión. Y precisamente con una extorsión se inició la investigación de los Ángeles del Infierno que hace dos años llevó a prisión a la cúpula de la banda motera y que ahora ha vuelto a ser detenida. Entonces fue un testigo protegido quien denunció que era extorsionado por ángeles del infierno. El caso está pendiente de juicio pero, según los investigadores, los acusados se quedaron con el camión de un hombre que pertenecía a un club afin y que les tenía que distribuir un kilo de coca que le intervino la policía. Al final resultó que el camión era de un tercero, que, para recuperar el vehículo, tuvo que pagar a los moteros.

Los servicios de información de la Guardia Civil, por su parte, iniciaron sus pesquisas a partir de la denuncia de un empresario de Valencia. Investigaron al grupo como asociación peligrosa y, ante las dificultades que encontraban para que un juez tutelara sus indagaciones, pidieron a los Mossos que se unieran con los datos que tenían del caso del 2007. Acudieron al juez que ya llevó el caso y este aceptó coordinar la nueva investigación.