UNIVERSIDAD

160 profesores universitarios ganarán un plus por investigar

La Generalitat anuncia los primeros 40 premios de 250.000 euros para cinco años

2
Se lee en minutos
ANTONIO MADRIDEJOS
BARCELONA

Un total de 160 profesores de las universidades públicas catalanas recibirán un premio de 250.000 euros en cinco años para que puedan proseguir sus investigaciones, consideradas punteras en sus respectivos ámbitos, y no tengan problemas de personal o instrumental. Y también para que la docencia y la burocracia no supongan un freno para sus trabajos. Los 40 primeros galardonados, que se dieron a conocer ayer, han sido elegidos por un comité internacional (sin españoles) que ha valorado sus publicaciones en los últimos años, el carácter innovador de sus trabajos y otros méritos habituales en los concursos científicos.

La iniciativa, llamada ICREA Academia, ha sido puesta en marcha por el Departament d'Innovació i Recerca de la Generalitat. "Queremos reconocer el trabajo que están haciendo estos investigadores y evitar que se nos vayan", subraya la comisionada de Universitats, Blanca Palmada. Los profesores que investigan, añade, deben estar en las mismas condiciones que los investigadores que trabajan en un centro científico no universitario. En este sentido, Jaume Bertranpetit, director de ICREA, destaca que es la primera vez que se prima económicamente el trabajo bien hecho en las universidades públicas. "Es un atrevimiento histórico", considera.

REPARTO DEL DINERO

Los 50.000 euros anuales se desglosan de la siguiente forma: en primer lugar, 25.000 euros irán directamente al investigador; otros 20.000 los recibirá la universidad a la que pertenece para que pueda contratar personal que ayude a reducir las horas de docencia de su profesor; finalmente, 5.000 euros serán para que el centro gestione el programa. "No pretendemos que los grandes investigadores dejen de dar clases porque a menudo ellos son también grandes profesores --insiste Bertranpetit--, pero sí que la carga lectiva no les impida desarrollar sus trabajos". Cada año, los beneficiarios deberán pasar por un comité que evaluará si el dinero se ha invertido correctamente y se han obtenido resultados.

Noticias relacionadas

Los primeros 40 premiados recogieron ayer sus distinciones en el Palau de la Generalitat en un acto presidido por elconsellerde Innovació, Josep Huguet. Los ganadores no han sido seleccionados por la Generalitat, sino que todos ellos son voluntarios que se han presentado al concurso. Hubo 349 solicitantes, pero el problema es que no había premios para todos. "Que un investigador no esté en la lista no significa que no esté haciendo una buena investigación, ni mucho menos, pero les aseguro que los que están sí la hacen", precisa Bertranpetit. El principal criterio de selección fue que la investigación desarrollada fuera puntera internacionalmente. "Si hay bastantes matemáticos, físicos y químicos es porque deben ser buenos en su campo", añade.

La lista es extensa, pero por citar algunos premiados y su especialidad destacan Antonio Villaverde, de la UAB (agregación de proteínas y priones); Jordi Surrallés, UAB (anemia de Fanconi); Maria Pau Ginebra, UPC (fosfatos de calcio para la regeneración ósea); Romualdo Pastor, UPC (sistemas complejos e internet); Sergi Munné, UB (resistencia de las plantas a la sequía); Joan Ferran Martín, UAB (metamateriales e invisibilidad); Adriano Camps, UPC (teledetección espacial); Rafael Maldonado, UAB (mecanismos de adicción a las drogas); Francesc Posas, UPF (estrés celular); Miguel Valverde, UPF (genética de la hipertensión); José Remesal, UB (arqueología del imperio romano); Paloma Fernández, UB (redes empresariales), y Javier Tejada, UB (efectos cuánticos).