PERSONAJES

Banksy reúne a la élite mundial del espray en un túnel de Londres

El llamado Cans Festival transforma una calle lóbrega en una galería de arte urbano

El cotizado grafitero reivindica el papel de las pintadas en la imagen de las ciudades

3
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO
LONDRES

Leake Street era hasta ayer un oscuro y algo sórdido túnel situado en el distrito londinense de Lambeth, junto a la estación de Waterloo. Uno de esos lugares por los que es imposible pasear sin aprensión a ciertas horas de la noche. Hoy es probablemente la galería de arte urbano más importante del mundo. El responsable de la súbita transformación tiene nombre pero no rostro. Banksy, el más célebre y huidizo de los grafiteros, el activista del espray cuyas obras son codiciadas por estrellas como Christina Aguilera o Angelina Jolie, ha reunido a una cuarentena de reputados colegas llegados de diversos países para convertir Leake Street en una irrepetible exposición de graffiti y esculturas. La respuesta callejera a la cercana Tate Modern.

La iniciativa ha sido bautizada con el nombre de The Cans Festival, una broma intraducible que juega con la palabra inglesa can (bote, en este caso de pintura) y la muestra de cine de Cannes. Entre hoy y el lunes, los visitantes podrán no solo contemplar las obras expuestas sino también hacer sus propias aportaciones. Existen, eso sí, unas reglas para ello: los grafiteros deberán utilizar plantillas con diseños (quedan proscritos los llamados tags, o firmas) y pintarán solo en los lugares que les asigne la organización, nunca sobre las obras de otros.

Por supuesto, el elusivo Banksy se las ha arreglado para promocionar el evento sin enseñar la cara. A través de su portavoz, Jo Brooks, filtró la convocatoria y unas declaraciones al diario The Times. "Siempre he pensado que todo aquel que sepa usar un bote de pintura tiene tanto que decir sobre la imagen de las ciudades como los arquitectos y los publicistas --señala el grafitero--. Por eso, tener la oportunidad de cubrir una calle entera con dibujos es como un sueño hecho realidad, aunque para algunas personas no será más que una pesadilla".

DE BORIS AL PAPA

Una de estas personas acaso sea el flamante ganador de las elecciones a la alcaldía de Londres, el conservador Boris Johnson, cuya efigie de peinado inconfundible es el motivo principal de la obra del holandés Hugo Kaagman. Otras piezas destacadas de la exposición son un dibujo del noruego Dolk que mezcla la figura del Papa con la icónica imagen de Marilyn Monroe en La tentación vive arriba, un homenaje a la bicicleta en la que el recientemente desaparecido Albert Hofmann hizo su primer viaje de LSD y los diseños del parisino Blek Le Rat, pionero de los graffiti con plantillas y maestro reconocido de Banksy.

Noticias relacionadas

Pero es este último, el enigmático guerrillero artístico salido de Bristol, el autor de las obras de mayor impacto. Por algo el Cans Festival es una idea suya. Llevan su cotizadísima firma, entre otros dibujos e instalaciones, un Buda con collarín ortopédico, un empleado municipal que intenta borrar unas pinturas rupestres, un chimpancé que decora la pared con un rodillo y un árbol en cuyas ramas se posan numerosas cámaras de videovigilancia.

El festival de la calle Leake es lo más parecido a una exposición de Banksy que puede verse desde que en el 2005 el grafitero, enemigo declarado de los museos y las galerías, presentó en una tienda de Notting Hill la muestra Crude oils, en la que 164 ratas vivas convivían con copias manipuladas de obras famosas de Van Gogh, Hopper y Warhol, entre otros. Ninguna de las obras que se exponen estos días está a la venta. El túnel, propiedad del consorcio ferroviario Eurostar, tampoco lo está.