Ir a contenido

SUCESOS

Los McCann envían sus condolencias a la familia de la niña de Huelva

EL PERIÓDICO
LONDRES / HUELVA

Conscientes como pocos de los momentos dolorosos que están atravesando, los padres de Madeleine McCann enviaron ayer un mensaje de condolencia a los familiares de la niña Mari Luz Cortés, la pequeña de 5 años cuyo cuerpo apareció flotando el viernes en las aguas del puerto de Huelva tras permanecer desaparecida casi dos meses. Los McCann, que desde mayo del 2007 llevan a cabo una intensa campaña para dar con el paradero de Maddie, se declararon "muy apenados" por la trágica suerte de la niña andaluza.

"Kate y Gerry han seguido de cerca la búsqueda de Mari Luz y sienten que hay una conexión entre las dos familias", explicó en Londres el portavoz de la pareja británica. "Sus pensamientos y oraciones están en este momento con ellos", añadió. Los McCann ya habían trasladado mensajes de solidaridad y apoyo a la familia de la niña gitana, e incluso habían llegado a imprimir carteles con los rostros de las dos pequeñas y la siguiente leyenda: No nos olvidéis.

POLICÍAS DE MADRID

En Huelva, mientras, los cuerpos de seguridad centran la investigación en el lugar donde fue hallado el cadáver de la pequeña, en las orillas de la bocana de acceso al puerto. Un equipo procedente de la Comisaría General de la Policía Científica se desplazó desde Madrid para incorporarse a las pesquisas, y ya estuvo presente durante la autopsia. Los agentes han analizado posibles pruebas en el cadáver y la ropa que lo envolvía.

Subrayando que no dudan de la profesionalidad de los trabajadores del Instituto Anatómico Forense de Huelva, los familiares de Mari Luz dijeron ayer que no descartan pedir una segunda autopsia. "Simplemente para contrastar y quedarnos más tranquilos", declaró el padre de la niña, Juan José Cortés.