04 ago 2020

Ir a contenido

REFLUJO GASTROESOFÁGICO

El Hospital Clínic realiza una operación pionera en España contra la acidez de estómago

El endoscopio se introduce por la boca, lo que reduce el tiempo de recuperación del enfermo al no haber incisión

AGENCIAS
BARCELONA

El Hospital Clínic de Barcelona ha realizado con éxito una intervención pionera contra la acidez de estómago y otras dolencias gastrointestinales, que pretende superar los tratamientos farmacológicos y quirúrgicos empleados hasta la fecha.

La operación, realizada mediante técnicas endoscópicas, tiene por objetivo tratar la enfermedad por reflujo gastroesofágico, un problema en el funcionamiento de la conexión entre el esófago y el estómago que afecta al 20% de la población de los países occidentales, donde han subido los malos hábitos alimenticios y la obesidad.

La intervención se ha efectuado a un hombre de 41 años y ha consistido en suturar, a través de un endoscopio introducido por la boca del paciente, el llamado punto de Hiss, que es donde se unen el esófago y el estómago, según han explicado los médicos en una rueda de prensa.

Más de 600 operaciones en todo el mundo

Con este tipo de operación, que se ha abordado a través de un orificio natural del cuerpo como es la boca, al paciente no se le ha hecho ningún tipo de incisión, lo que reduce considerablemente el tiempo de recuperación y el posoperatorio del enfermo.

El jefe del equipo médico que ha operado, Antonio María de Lacy, ha declarado que aunque en España es la primera intervención de este tipo que se practica, en todo el mundo se han llevado a cabo más de 600, y que ahora el Clínic, que es centro de referencia en técnicas endoscópicas, efectuará otras 10 antes de empezar a formar a especialistas de todo el país.

La técnica se realiza en algo más de media hora mediante cirugía ambulatoria y el paciente puede regresar a su domicilio al cabo de cuatro o cinco horas de observación.

No apta para todos los pacientes

Según De Lacy, la clave para que esta intervención funcione y se imponga como alternativa al tratamiento farmacológico o a la cirugía abierta está en una buena colaboración entre la endoscopia y la cirugía, y en que los médicos gastroenterólogos ofrezcan esta intervención a sus pacientes.

Ha puntualizado que esta técnica endoscópica de abordaje a través de orificios naturales, que tiene un 85% de éxito, no se puede aplicar a todos los enfermos, sino solo a aquellos con reflujo y una hernia de estómago que no sea superior a 4 centímetros.

El Clínic tiene en estos momentos 34 pacientes en lista de espera para ser intervenidos, pero solo uno cumple las condiciones para hacerlo con este tipo de operación, porque la mayoría de los pacientes ya se han operado sin éxito o son casos muy complicados, por lo que De Lacy asegura "que ahora el problema para extender esta intervención es que faltan pacientes".