04 ago 2020

Ir a contenido

El Clínic realiza la primera extirpación por vía oral de una vesícula biliar en España

EUROPA PRESS / BARCELONA

Un equipo médico del Hospital Clínic de Barcelona ha llevado a cabo con éxito una extirpación por vía oral de la vesícula biliar de una paciente de 77 años en Barcelona. Es la primera vez en España que se realiza esta cirugía mínimamente invasiva.

La nueva técnica permite una disminución del dolor postoperatorio, una mayor facilidad de acceso a ciertos órganos y, además, no genera traumatismos en la pared abdominal. También se reduce el tiempo de recuperación y es psicológicamente positivo para el paciente, ya que no le quedan cicatrices visibles y el resultado estético es mejor, según ha informado el centro.

El equipo médico, encabezado por el Jefe del Servicio de Cirugía Gastrointestinal del Hospital Clínic de Barcelona, Antonio de Lacy, realizó la intervención el pasado viernes. Para la extracción por vía oral, los expertos se valieron de un endoscopio flexible. Así, se llevó a cabo un abordaje por un orificio natural del cuerpo.

Pequeñas incisiones

Con este acceso al estómago del paciente mediante un abordaje transgástrico, se evitan las incisiones, ya que solo se le practicó una de dos milímetros para introducir el laparoscopio.

Esta intervención responde al tipo de "abordaje NOTES" --siglas en inglés de Natural Orifice Transluminal Endoscopic Surgery--, un método para desarrollar la cirugía a través de los orificios naturales del cuerpo. El centro destaca que anteriormente las "grandes incisiones" eran equivalente "a la obtención de mejores resultados", pero actualmente "la cirugía mínimamente invasiva ha supuesto una auténtica revolución".

La operación de extirpación por vía oral de la vesícula biliar requiere anestesia general y una limpieza gástrica. Después, se introduce el endoscopio flexible a través del esófago del paciente y se introduce un laparoscopio a través de la cicatriz umbilical.

En la intervención, los instrumentos que requieren realizar incisiones no superan los dos milimetros de grosor. Tras la extracción de la vesícula biliar mediante el endoscopio flexible, se cierra el orificio gástrico con técnicas laparoscópicas.