Ir a contenido

Más de 400.000 españoles se sometieron a operaciones de cirugía estética el año pasado

EFE / MADRID

Más 400.000 personas se sometieron a alguna operación de cirugía estética en España el año pasado, según datos de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), divulgados por el Salón 'Look' Internacional que se celebra este fin de semana en Ifema. El lifting, una de las técnicas más populares en el mundo para mitigar los signos de la edad en el cuello y el rostro, continúa siendo el tratamiento más solicitado, ya que tiene una duración de entre 10 y 15 años.

España es el primer país de Europa y el cuarto del mundo --solo por detrás de EEUU, México y Argentina-- en operaciones de cirugía estética, con casi medio millón de intervenciones al año. Esta cifra se ha ido incrementando entre un 8% y un 10% anual, según un informe del Salón Internacional de la Peluquería, Estética, Cosmética y Complementos.

Ante el aumento de la demanda de estas intervenciones, las asociaciones de pacientes y expertos de este sector consideran que la sociedad hace frente a las operaciones de estética de manera frívola, sin considerar si son necesarias o no, y advierten de la proliferación de clínicas clandestinas que ponen en riesgo la vida de los pacientes.

La mayor demanda son los implantes mamarios

Los mayores demandantes de operaciones de cirugía estética son las mujeres de 22 a 45 años. Su cota máxima llega en los meses de primavera y supone entre el 20% y el 30% de las intervenciones de aumento mamas, cirugía abdominal y liposucciones. Los implantes mamarios, con la venta de unas 30.000 prótesis estéticas el año pasado, es el mercado que ha experimentado mayor demanda.

Las mujeres son quienes generan la mayor parte del gasto del sector, con el 80% de la demanda de las operaciones de estética. Las más solicitadas son la lipoaspiración o modelaje corporal, el aumento de pecho y la cirugía de párpados, que elimina la mirada cansada y hace desaparecer las bolsas y la piel flácida que rodea a los ojos.

Predominio de rinoplastias e implantes de pelo en los hombres

Entre los hombres, la operación más demandada es la rinoplastia --entre los más jóvenes-- y los implantes de pelo o cirugía de párpados, a partir de los 30 años. Estas intervenciones ya suponen el 20% del total.

Los varones mayores de 50 años se operan por el aumento anormal de las mamas (ginecomastia); para realzar los rasgos varoniles mejorando el contorno de la mandíbula con implantes de pectorales (se utiliza un gel de silicona más consistente que el de aumento de los senos femeninos), y para un agrandamiento de los glúteos (gluteoplastia).

Crece la cifra de intervenciones no invasivas

Los tratamientos estéticos no quirúrgicos han aumentado cada año. España se sitúa el tercer país de la Unión Europea con más infiltraciones de Bótox, solo por detrás de Inglaterra y Francia, según la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME). Los más solicitados para disimular el paso de los años son los relacionados con las arrugas, obesidad y alopecia. Los consumidores son en su mayoría mujeres y hombres de entre 40 y 50 años y son el 40% de los usuarios de este tipo de medicina estética.

Actualmente existen tres intervenciones no invasivas para luchar contra el envejecimiento cutáneo sin pasar por el quirófano: las infiltraciones subcutáneas --ácidos, bótox o rellenos permanentes--, que han crecido hasta un 50% en los últimos dos años; la radiofrecuencia, indicada para tratar la celulitis, y la luz pulsada (IPL) y los tratamientos con láser para eliminar las arrugas, manchas de la piel y para la foto depilación.