Ir a contenido

Los científicos descifran el ADN de los pelos de mamut

Consideran que las muestras, que se han conservado en Siberia, son preferibles al hueso

ANTONIO MADRIDEJOS / BARCELONA

Un equipo internacional de científicos ha descifrado por primera vez fragmentos de ADN de mamut a partir de unos restos de pelo, en lugar de los típicos huesos, un camino prometedor para conocer el material genético de especies extintas. Las muestras, conservadas gracias a los hielos perpetuos de Siberia, proceden de 13 mamuts que vivieron hace entre 50.000 y 12.000 años.

En concreto, según publica la revista Science, lo que han descodificado los investigadores es el ADN mitocondrial, material genético que solo se transmite de madres a hijas y que es sumamente interesante en estudios de evolución. Los investigadores --dirigidos por Tom Gilbert (Universidad de Copenhague) y Stephan Schuster (Universidad de Pensilvania)-- opinan que el pelo puede ser más interesante que el hueso puesto que se conserva bien en ambientes fríos. Además, prosiguen, las muestras de ADN de hueso a menudo están contaminadas por bacterias, mientras que las de pelo suelen estar muy limpias porque se han conservado en queratina, una especie de membrana que parece plástica.

Sin embargo, en opinión de Carles Lalueza-Fox, genetista de la Universitat Pompeu Fabra (UPF), el hueso seguirá siendo fundamental en estudios de este tipo porque el pelo solo se ha conservado en animales que vivieron en las regiones más frías de Siberia. "No tenemos ni pelos de neandertal", pone como ejemplo. En cualquier caso, se trata de una buena vía de investigación. "Si se piensa en todos los animales disecados en museos que pertenecen a especies extintas --concluye esperanzado Tom Gilbert--, hay mucho trabajo por hacer".