Ir a contenido

El 'cheque bebé' sube a 3.500 euros para tres colectivos desfavorecidos

Madres solteras, niños discapacitados y familias numerosas percibirán 1.000 euros más que el resto

El PSOE acepta la demanda de ERC mientras se distancia de las propuestas sociales de CiU

MANUEL VILASERÓ / MADRID

El cheque bebé de José Luis Rodríguez Zapatero será más generoso con las madres solteras, las familias numerosas y los recién nacidos discapacitados. La cuantía para estos tres colectivos desfavorecidos subirá hasta 3.500 euros, 1.000 más que para el resto de los beneficiarios. La medida es fruto del acuerdo alcanzado ayer por ERC y el PSOE a instancias de los republicanos y se plasmará en el trámite parlamentario.

El pacto prevé, además, el aumento del mínimo de la renta familiar para recibir ayudas públicas de los 9.000 euros anuales a los 11.000, así como que todas las subvenciones familiares estén exentas de tributación. En conjunto, se trata de abordar la situación de los colectivos más desfavorecidos una vez se han tomado las medidas que afectan al conjunto de la población. El acuerdo entronca también con la política que los republicanos llevan a cabo en la Generalitat de trato específico hacia las familias monoparentales.

PACTO CON LOS SOCIOS

Como en todos los anuncios de las recientes medidas sociales promovidas por el Gobierno, la puesta en escena y sus protagonistas estaban perfectamente estudiados. La comunicación la efectuó en rueda de prensa en el Congreso la diputada republicana Georgina Oliva y a los pocos minutos lo confirmaba el presidente del grupo socialista, Diego López-Garrido, con el añadido, nada anecdótico, de que la medida contaba con el imprescindible plácet del vicepresidente Pedro Solbes, el centinela de la cuentas públicas. Esta vez no era el Ejecutivo quien iba a sacar partido electoral, sino Esquerra Republicana. Zapatero cede a sus socios una parte del mérito en el reparto social del superávit.

Fuentes parlamentarias dan por seguro que en los próximos días, IU-ICV cerrará también con los socialistas un acuerdo similar al de Esquerra que le permitirá vender como propias medidas que alivien la situación de otros colectivos desfavorecidos en materia social.

TRÁMITE ATASCADO

El acuerdo con Esquerra --y el hipotético que alcance con los ecosocialistas-- le servirá al Gobierno para desbloquear la tramitación parlamentaria del cheque bebé, atascada porque una mayoría de los diputados proponían ampliar la ayuda a todos los nacidos a partir del 1 de enero, lo que representaría unos 240.000 beneficiarios más.

El Ejecutivo necesitaba 12 votos para impedir que prosperara esta ampliación y ya cuenta con los ocho de ERC. IU dispone de los cinco restantes. Aunque ERC aseguró que "mantiene por el momento" sus enmiendas, la parte que no se ha hecho pública del acuerdo alcanzado con el PSOE prevé la renuncia de los republicanos.

En una primera fase de la negociación, dos semanas atrás, CiU dio por hecho que había alcanzado un acuerdo con el PSOE para ampliar al 1 de enero los efectos de la medida. La versión de los nacionalistas es que tanto el partido socialista como el Ministerio de Trabajo habían dado ya su visto bueno, pero Solbes, siempre Solbes, lo hizo descarrilar. En realidad, desde la cúpula del Ejecutivo nunca se había tomado en serio una ampliación que comportaba una gasto adicional de 600 millones de euros.

El presidente del Gobierno, desde Nueva York, valoró la elevación del techo para los tres colectivos y destacó que es "la primera vez" en España que se adopta una medida de apoyo a la natalidad que tiene "una cierta relevancia económica".