Ir a contenido

Imputados los dos policías que custodiaban al nigeriano que murió cuando era deportado

EFE / ELX

Los dos agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) que custodiaban al joven nigeriano que murió el pasado 9 de junio a bordo de un avión cuando era deportado a Lagos han entrado al Juzgado de Instrucción número 1 de Elx para declarar como imputados por este caso.

Aunque en un principio habían sido citados para las doce del mediodía de hoy en calidad de testigos, fuentes judiciales han explicado que finalmente se ha aceptado un recurso de la fiscalía para que acudan ante la juez como imputados, por lo que se han presentado junto a un representante legal.

Además de los agentes y su abogado, a las puertas del Juzgado de Elche se han trasladado algunos familiares y amigos de la víctima.

Falleció asfixiado, según la autopsia

Osamuyi Aikpitanyi murió el pasado 9 de junio en el interior de un avión de Iberia cuando, junto con dos compatriotas, era deportado a Nigeria bajo la vigilancia de dos agentes de la Policía Nacional. La aeronave, que había despegado poco antes de Madrid, aterrizó en El Altet (Alicante).

Los resultados finales de la autopsia practicada a los restos mortales revelaron que murió por asfixia.

A raíz del suceso el Juzgado de Elx abrió una investigación para aclarar las circunstancias de la muerte y, por el momento, ya se ha tomado declaración como testigos a los dos hombres de nacionalidad nigeriana que viajaban junto al fallecido.