Ir a contenido

El conductor del autobús siniestrado en Jaén da negativo en el test de alcoholemia

La salida de la vía pudo producirse en un momento en el que el chófer manipulaba la radio

EFE / JAÉN

El conductor del autobús siniestrado en la autovía A-4 a su paso por Lopera (Jaén) ha dado negativo en la prueba de alcoholemia que se le practicó en el lugar del accidente, por lo que una de las hipótesis más firmes que se baraja como causa de la salida de vía es una distracción del chófer.

Fuentes judiciales han confirmado que el conductor, que resultó ileso en el siniestro, ha prestado una primera declaración ante la Guardia Civil.

Portavoces del cuerpo policial han explicado que seguirán trabajando hoy en el lugar del accidente para determinar sus causas. En el siniestro han perdido la vida cinco personas y otras 45 han resultado heridas.

Curva en pendiente

El percance tuvo lugar en el kilómetro 343, en una curva suave con pendiente ascendiente, por lo que las pesquisas se centran en la velocidad a la que circulaba el autocar. Todo apunta a que la salida de vía pudo producirse en un momento en el que el conductor manipulaba la radio.

La Junta de Andalucía ha confirmado que el vehículo tenía todos los papeles en regla y contaba con un sistema antivuelco, lo que ha contribuido a mermar la tragedia.