Ir a contenido

Encuentran en Oviedo una granada en un saco de patatas procedente de Francia

EFE / OVIEDO

Especialistas policiales en desactivación de explosivos recogieron el pasado miércoles en Oviedo una granada recubierta de arena que, confundida con una patata, llegó a la capital asturiana en un saco procedente del sur de Francia.

Según informa la Policía Nacional, una llamada telefónica al 091, recibida el pasado día 18 y procedente de un establecimiento de hostelería de la calle San Melchor de Oviedo, advertía de que un encargado había encontrado un objeto sospechoso.

Hasta el lugar, se trasladó una dotación del Grupo de Atención al Ciudadano de Oviedo, que se entrevistó con el descubridor del hallazgo quien manifestó que, mientras se encontraba sacando patadas de un saco, encontró una que, por su peso y forma, le había llamado especialmente la atención.

Procedente del sur de Francia

Posteriormente reveló que su sorpresa fue mayúscula cuando se fijó aún más y comprobó que podía tratarse de una granada, que dejó inmediatamente en un patio anexo a su local.

Los policías, tras adoptar todas las medidas de seguridad pertinentes, procedieron a la recogida de un proyectil de sesenta milímetros de longitud y cien milímetros de ancho que trasladaron a las dependencias del Grupo Especializado en Desactivación para su estudio, análisis, almacenaje y posterior destrucción.

La patata explosiva, según informa la Policía Nacional, procede de un saco de patatas originario de una empresa ubicada en el sur de Francia, por lo que es posible que la máquina encargada de la recogida, en el momento de llevar a cabo la tarea de remover la tierra, la seleccionara, dado que el peso es bastante similar al de un tubérculo.

Asimismo, apunta que "probablemente, este proyectil haya permanecido enterrado en el sur de Francia, desde los tiempos de la segunda guerra mundial".

Temas: Oviedo Asturias

0 Comentarios
cargando