09 jul 2020

Ir a contenido

Certamen Miss España se compromete a interceder a nivel internacional para suprimir las bases discriminatorias

Acusan a Ángela Bustillo de conocer las bases y de haber actuado con premeditación

EUROPA PRESS / MADRID

La organización de Miss España ha argumentado hoy que las bases de este certamen responden a criterios internacionales, por lo que son las mismas en todos los países donde se celebran estos concursos de bellezas, y no está facultada para cambiarlas. No obstante, se ha comprometido a realizar gestiones a nivel internacional para suprimir aquellas que puedan ser discriminatorias o contrarias a la dignidad de la mujer.

En un comunicado, la organización ha recordado que es una "entidad franquiciada y asociada a los certámenes y eventos internacionales de belleza como, entre otros, Miss Universo y Miss Mundo", que se basa para la elección de sus candidatas en "unas bases internacionalmente exigidas y aceptadas dentro de la propia organización supranacional". Por esta razón, alega, las bases en todos los países son "idénticas" y están obligadas a cumplir "una normativa y un protocolo común".

En este sentido, ha explicado que se ve "obligada" a seguir manteniendo en sus bases "el consenso total internacional existente en los distintos certámenes a nivel mundial". Además, en el caso de que la organización modificase las bases en el ámbito español, podría ocurrir que la persona elegida como Miss España no cumpliera los requisitos para concurrir en concursos internacionales de belleza como Miss Universo o Miss Mundo y, por tanto, la candidata española quedaría descalificada automáticamente, algo que, indica, "no tendría justificación de ningún tipo".

Imposibilidad de modificar las normas

"Si ese consenso internacional fuese modificado en este u otros extremos, Certamen Miss España y los distintos certámenes provinciales modificarían con mucho gusto la normativa general que rige este concurso, toda vez que, a nivel personal no nos plantearía ningún problema, antes al contrario, se vería con agrado cambiar cualquier normativa que supusiera una apertura a cualesquiera otras posibilidades de participación; pero por desgracia en este momento nos vemos impedidos de modificar unilateralmente las bases de nuestros concursos", añadió.

En esta misma línea, Certamen Miss España se ha comprometido a realizar gestiones "ante los titulares del certamen y demás franquiciados a nivel internacional para crear un estado de opinión global que permita la supresión de todas aquellas bases del concurso sobre las que pueda recaer la más mínima sospecha de que puedan tener caracteres discriminatorios o contrarios a la dignidad de la mujer y, entre ellos, especialmente, el relativo al estado civil o la maternidad de las participantes".

La organización de Miss España ha defendido además que las bases concursales que deben cumplir las candidatas a nivel provincial y nacional son "iguales para todas y exigibles de la misma forma, garantizando así una igualdad de trato para todas las candidatas". "El principio de igualdad, constitucionalmente reconocido en el artículo 14 de la Constitución Española, se garantiza de este modo, pues el citado principio exige un trato igual para situaciones iguales, y un trato desigual para situaciones desiguales. No se produce discriminación de ningún tipo por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social", argumenta.

"Flagrante desprecio a la normativa"

En relación a la posible discriminación que pudiera plantearse entre la elección de Miss España y la de Mister España, la organización ha señalado que ambas atienden a criterios internacionalmente aceptados, por lo que está obligada a cumplir los mismos, que establecen requisitos diferentes para hombres y mujeres. "En su virtud, ante situaciones diferentes, el principio de igualdad exige necesariamente un trato diferente", matizó.

En la misma línea, Certamen Miss España considera que la recién desposeída del título de Miss Cantabria "ha actuado con flagrante desprecio a la normativa y con una premeditada actuación al ocultar la realidad de su situación personal hasta que fue elegida". "Perfectamente conocedora de dichas bases, por ser reiterada candidata al certamen, [Ángela Bustillo] no ha impugnado en ningún caso las bases en ediciones anteriores, habiendo asumido plenamente las mismas, aceptado expresamente éstas y sin que haya puesto tacha de ningún tipo a las citadas bases", recuerda la organización.

Por estas razones, la organización del concurso entiende "injustificado" que ahora Ángela Bustillo alegue cuestiones de discriminación "cuando otras muchas candidatas que hubieran podido acceder igualmente al certamen, tal vez no se hayan presentado por no cumplir los requisitos exigidos por el concurso, y probablemente esto ha permitido que Bustillo haya sido elegida indebidamente como Miss Cantabria". "Cosa distinta --señala Certamen Miss España-- es que inicialmente hubiera llegado a nuestros certámenes con veracidad y hubiera planteado las cuestiones que ahora plantea, con anterioridad a ser elegida".

Presentarse a otros concursos

La organización ha recordado, asimismo, que existen otros concursos de belleza de similares características y que no contemplan en sus bases estos requisitos, por lo que quienes no los cumplan "puedan presentarse en igualdad de condiciones a otros como el de Miss World, donde no se exige una determinada edad, ni tiene ninguna relevancia el hecho de ser casada o soltera, o haber tenido hijos o no".

Por último, reconoce estar ante "un serio dilema" que "solo puede ser resuelto mediante la aplicación estricta de la ley". "Este dilema es de difícil resolución, pues nos encontramos, por una parte, con la cuestión moral que apoyaría la tesis de Ángela Bustillo, y por otro lado, la tesis legal que apoyaría las legítimas aspiraciones de su sustituta, quien sí cumple con todos los requisitos legalmente exigibles", ha indicado Certamen Miss España.