Ir a contenido

Una nevada aísla a 45 españoles cerca de Petra

El Ejército jordano los rescató junto a otras 1.400 personas tras una noche de angustia

"La nieve subía y no acudía nadie, estaban desesperados", contó un familiar

EL PERIÓDICO / MADRID

Desesperados. Así estuvieron durante toda la madrugada de ayer 45 turistas españoles bloqueados en el desierto por un tremendo temporal de nieve cerca de la ciudad jordana de Petra. Hasta bien entrada la mañana no pudieron ser rescatados por los efectivos del Ejército junto a otros 1.400 viajeros jordanos y extranjeros de varias nacionalidades.

Manuel Cebrián, marido y padre de tres madrileños atrapados contó ayer desde Santiago de Compostela que estos "mandaban unos mensajes desesperados al ver como subía la nieve y la ayuda no llegaba". "Era de noche y estaban en medio del desierto sin nadie que les dijera nada durante horas ", relató.

LLAMADAS DE AUXILIO

En la primera llamada ya le pidieron que hiciera gestiones en la Embajada española en Jordania. En vista de que la batería se agotaba se limitaron a enviar mensajes cada vez más angustiosos. "Yo pasé un susto enorme, pero ellos ni te cuento", resumió Cebrián, que no había acompañado a su familia porque tenía que viajar por trabajo a La Coruña.

Su esposa y sus dos hijos, de 17 y 25 años, viajaban a bordo de uno de los muchos autocares que quedaron bloqueados junto a otros 10 españoles. En otro autobús se encontraban 28 españoles más y otros cuatro iban en un taxi.

EL REY SE MOVILIZÓ

El rey Abdalá II siguió personalmente la operación de rescate y ordenó utilizar helicópteros y vehículos blindados del Ejército para apoyar a unos servicios de Defensa Civil que hasta el momento se habían visto impotentes. Los españoles fueron trasladados a una escuela y a un cuartel militar situados en una zona libre de nieve donde se les dio la opción seguir el viaje o regresar a su país.

Ocho de los rescatados siguieron viaje a Petra y el resto se alojó anoche en diferentes hoteles de Ammán con la intención de volver a intentar la travesía hoy si las condiciones meteorológicas lo permiten. "No quieren perder el viaje", explicó un miembro de la embajada española en Jordania.

El director general de la defensa civil jordana, Awad Masaid, indicó que ocho personas habían sufrido heridas leves de las que ya habían sido atendidas. Ninguna de ellas era de nacionalidad española, según aseguraron fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Este departamento tranquilizó a los familiares desde primera hora de la mañana asegurando que en ningún momento habían corrido peligro. "No ha habido peligro. El tiempo ha mejorado mucho, las temperaturas han subido hoy 8 grados y los pronósticos indican que no habrá nuevas tormentas", indicaron. Lo cierto es que la calefacción de los autocares estuvo encendida toda la noche, según comunicaron también a Manuel Cebrián sus familiares.

El temporal afectó a toda la región, incluidos Siria, Líbano e Israel, además de Jordania. El sur de este país quedó paralizado casi 24 horas por la nevada.

0 Comentarios
cargando