30 mar 2020

Ir a contenido

Los infartos de las mujeres se diagnostican mal y tarde

Sanidadavisadeque las pacientes asocian el dolor en el pecho a causas psicológicas

Un estudio señala que el hombre tiene más tiempo para dormir y hacer deporte

OLGA PEREDA / MADRID

Las anginas de pecho y los infartos de miocardio son diagnosticados mal y tarde a las mujeres. El motivo es que se trata de dolencias consideradas como "típicamente masculinas", así que las pacientes tienden a asociar el dolor en el pecho con problemas psicológicos o de tensión. De esta manera, acuden más tarde --o directamente no acuden-- a los servicios sanitarios en busca de ayuda. Incluso aunque vayan al hospital pueden ser víctimas de un error en el diagnóstico por parte de los médicos. Así se desprende de un informe la salud de las mujeres, que ayer presentó la ministra de Sanidad, Elena Salgado. Según sus datos, las mujeres con infarto o anginas de pecho son atendidas, de media, una hora más tarde que los varones.

El informe deja claro que las mujeres viven más que los hombres pero gozan de peor salud. Además, toman más fármacos que ellos. Un dato clave para comprender esto es la distribución de los tiempos de trabajo y ocio. Los hombres practican deporte y duermen más porque tienen más tiempo que las mujeres, que suelen dedicarse de lleno a los cuidados de la casa. "La sobrecarga física y emocional que esta situación provoca en ellas --afirma el informe-- también repercute de manera negativa".

CÁNCER DE MAMA

Respecto del cáncer, el estudio constata que el de mama es la primera causa de muerte entre las españolas. A pesar de que la supervivencia se sitúa en torno al 75% a los cinco años del diagnóstico, su incidencia está aumentado en los últimos años. "Factores como el retraso en el primer embarazo o el abandono de la lactancia materna podrían haber contribuido al aumento, pero es necesario seguir investigando", advierte el estudio.

La obesidad es más frecuente entre las mujeres, sobre todo a partir de los 50 años, y en las capas sociales más desfavorecidas. El estudio también afirma que las mujeres son más vulnerables ante el virus del sida. Esto se debe a dos motivos. El primero es que, debido a las diferencias entre el semen y el flujo vaginal, es más fácil que un hombre transmita el VIH a una mujer que al contrario. El segundo es que el uso de los preservativos, explicó la ministra, en algunas ocasiones, "todavía depende del hombre".

Una vez analizado el panorama de la salud sexual de las españolas, la ministra propuso una serie de medidas. Entre ellas, "la revisión de la información disponible sobre la atención a las enfermedades cardiovasculares, los programas de cribado de cáncer de mama y el abordaje de la fatiga crónica".

SALUD Y PARO

Otro informe, este de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB), ha concluido que las mujeres que están en paro tienen mejor salud mental que las que trabajan, mientras que los hombres que trabajan se encuentran en mejor estado.