01 dic 2020

Ir a contenido

El policía que detuvo a King declara que el británico es el único asesino de Rocío Wanninkhof

EFE / MÀLAGA

El agente que detuvo a Tony Alexander King, ha declarado como testigo en la tercera jornada del juicio por el asesinato Rocío Wanninkhof y ha señalado a King como único autor del crimen, ya que no se han hallado elementos que "impliquen necesariamente a terceros".

En la sesión han prestado declaración cuatro agentes de la Guardia Civil, tres de la primera investigación en 1999 y uno de la segunda en 2003. Este último ha sido el primero en testificar, y ha relatado que Alexander King reconoció que había abordado con un cuchillo a Rocío "con la intención de agredirla sexualmente", ya que "se sentía como el cazador al acecho de su presa" e incluso "se masturba al recordar a las chicas que había matado".

El Guardia Civil ha negado que la policía hubiese amenazado y maltratado a King durante su confesión y ha recordado que el británico se mostró "relajado", fue "sincero" e incluso "disfrutó" durante la reconstrucción de los hechos.

El testigo ha descartado que Tony King y su amigo Robert Graham tuvieran relación con Dolores Vázquez, exculpada de la causa tras pasar diecisiete meses en prisión.

El asesino conocía la zona

Por su parte, los investigadores que participaron en las primeras diligencias del caso en 1999 han coincidido en señalar "la rabia" e incluso el "ensañamiento" del agresor al asestar las ocho puñaladas "tan centradas" en la espalda de Rocío.

El que fue instructor del primer atestado en 1999, ha mantenido su declaración, al señalar el difícil acceso al lugar donde se encontró el cadáver de la joven, en la urbanización "Altos del Rodeo" de Marbella. Por lo que la persona que trasladó el cuerpo "debía conocer la zona", donde precisamente la familia Hornos tenía previsto montar un negocio.

Mañana testificará la ex mujer de King

Otro agente ha declarado que "puede que la joven conociera al autor de los hechos" si Rocío Wanninkhof sacó delante del asesino el pañuelo que, posteriormente, se halló manchado de sangre en el lugar donde ella desapareció.

Mañana está previsto que testifiquen otros ocho agentes de la Guardia Civil, además de la ex mujer de King y su compañera sentimental, entre otros testigos.