Ir a contenido

Los casos de tuberculosis aumentan en BCN por primera vez desde 1991

La mayor parte de los 479 nuevos contagios del año pasado se detectaron en Ciutat Vella

La incidencia de la enfermedad en la ciudad es una de las más elevadas del mundo occidental

ROSA MARI SANZ / BARCELONA

A pesar de que en los años 70 la Organización Mundial de la Salud (OMS) auguró el fin de la tuberculosis para el 2000, la incidencia de la enfermedad no hace sino que avanzar. Incluso en los países desarrollados. En la capital catalana, sin ir más lejos, los afectados por el bacilo de Koch aumentaron durante el 2005 un 14,7%, rompiendo la tendencia descendiente que se observaba desde 1991. Así, la Agencia de la Salud Pública de Barcelona (ASPB) detectó 719 nuevos contagios, de los cuales 479 vivían en la ciudad.

El dato, extraído del último informe sobre la salud en Barcelona, presentado ayer por la presidenta de la ASPB, Imma Mayol, sitúa esta incidencia de la tuberculosis en una de las más elevadas del mundo occidental, según los autores del estudio.

La enfermedad ha aumentado en ambos sexos, 20,4 casos por cada 100.000 habitantes en mujeres (173 contagiadas), y 39,9 en hombres (206). Pese a que el colectivo más afectado por la tuberculosis es el de inmigrantes, el crecimiento más importante se ha dado entre los autóctonos, pasando de un aumento del 1,2% en el 2004 al 13%.

FALTA DE HIGIENE

Pese a que según afirman los epidemiólogos la llegada de ciudadanos que proceden de países donde la tuberculosis es endémica es la principal razón que explica esa alta incidencia, Mayol quiso remarcar que la mayoría de inmigrantes contraen la enfermedad en Barcelona. Y quiso puntualizar que la explicación de una mayor prevalencia de las infecciones entre este colectivo se encuentra en que "están más inmunodeprimidos", ya que el bacilo pervive en entornos socioeconómicos desfavorables por causas como la falta de higiene, mala alimentación y el hacinamiento.

Una situación que se da principalmente en Ciutat Vella, donde casi la mitad (43,9%) de sus vecinos son foráneos, y que es el distrito con más casos de la ciudad (96), con una incidencia que llega a los 74,4 por 100.000 habitantes. Más de la mitad de los enfermos que siguen tratamiento son extranjeros

Con todo, la tercera teniente de alcalde celebró los altos índices de cumplimiento del tratamiento, que se sitúa en el 96% de los enfermos. La cifra de detección de casos y el éxito de la finalización del tratamiento entre la población foránea se ha visto beneficiada con la incorporación de agentes de salud que actúan como mediadores culturales y traductores, ya que la ASPB detectó que muchos inmigrantes no acudían a centros sanitarios .

El informe también habla de otras infecciones. Como el sida. Aquí el dato es positivo, ya que durante el 2005 se detectaron 127 casos --98 en Barcelona--, una cifra que redujo los contagios en un 30,5% con relación al año anterior. No obstante, la edil mostró su preocupación por el hecho de que la principal vía de contagio sigan siendo las relaciones sin condón, un factor que explicaría también el aumento de otras enfermedades. Así, durante el 2005 se detectaron 234 personas con sífilis (191 casos en el 2004) y 226 con gonorrea (126 en el año anterior).

MÁS CONSUMO DE COCA La droga sigue siendo un problema grave. El estudio refleja que hay más consumidores de cocaína, en detrimento de los de heroína, lo que explicaría el aumento de un 18,7% de las urgencias por drogas atendidas en los hospitales universitarios. También es preocupante el incremento de muertes por sobredosis, del 9%, principalmente, de heroinómanos procedentes de países de la Europa del Este.

Otra de las imágenes que refleja el mapa de la salud son las causas de mortalidad. Entre los habitantes de 15 a 44 años la principal es el suicidio (44 casos en el 2005, frente a los 46 del año anterior), los accidentes de tráfico, el sida y las sobredosis. En los adultos de 45 a 74 años, una de cada cuatro muertes estuvo asociada al tabaco. De hecho, las causas principales de mortalidad son el cáncer de pulmón y el de mama, así como las enfermedades del corazón.

Entre la población mayor de 74 años, son las enfermedades cardiovasculares, el cáncer de pulmón y el de mama. Este último se da en mayor número en los barrios bienestantes, algo que la presidenta de la ASPB apuntó podría tener que ver con los índices más bajos de lactancia materna y a los embarazos más tardíos que se dan en esas zonas.

Pero no todas las cifras son negativas. Mayol destacó el incremento de la esperanza de vida en Barcelona, "quizá la más alta del mundo", donde en 10 años está en 77,5 años para los hombres (cuatro más que en 1995) y en 84,3 años para las mujeres (2,5 años más), unos datos que "tienen mucho que ver con el estilo de vida, el clima y la dieta".

Temas: Tuberculosis

0 Comentarios
cargando