Ir a contenido

Una pareja homosexual de Barcelona se convierte en la primera de Catalunya en adoptar un menor

Benestar i Família anuncia que los dos hombres tienen a su hijo desde el verano

EFE / BARCELONA

Una pareja homosexual de Barcelona se ha convertido en la primera de Catalunya en adoptar un menor tras la aprobación, el 31 de marzo de 2005, de la reforma de la Ley del Código de Familia que permite la adopción a las familias homosexuales.

A lo largo de este año y medio, un total de 28 parejas gais han solicitado poder adoptar en Catalunya, 20 de ellas formadas por hombres y 8 por mujeres, según ha explicado hoy la consellera de Benestar i Família, Carme Figueras, tras la inauguración del Foro Internacional de Infancia y Familias, que se celebra en el edificio central de la Universitat de Barcelona.

La consellera ha confirmado que la pareja, dos varones, tiene a su hijo en casa desde este verano, pero no ha querido aportar más datos de los padres ni del menor para evitar que este caso centre tota la atención.

Número limitado de solicitudes

Carme Figueras ha recordado que, contrariamente a lo que algunos sectores conservadores vaticinaban, la reforma legal que permitió a las parejas de un mismo sexo formalizar procesos de adopción no ha provocado un "alud" de solicitudes ni ha representado ninguna ruptura social, como demuestra el limitado número de peticiones.

La consellera ha explicado también que la mayoría de las solicitudes de familias homosexuales presentadas hasta ahora son para llevar a cabo adopciones en España, dado que son muy pocos los países extranjeros que permiten la adopción por parte de homosexuales.

Figueras ha recordado que en las adopciones debe dejarse de lado la orientación sexual de los padres y estimar únicamente si el cambio de situación es lo mejor para el menor.

El presidente del Frente de Liberación Gay, Eugeni Martínez, valoró "muy positivamente" la noticia por la "normalidad" que supone que familias del mismo sexo "puedan adoptar dentro del marco de la legalidad".