Hallado un árbol del periodo neandertal en el Abric Romaní

El uso de madera cortada confirma la evolución de la época

1
Se lee en minutos
JOSEP SALLENT / CAPELLADES

Hace 56.000 años, los neandertales que habitaban Catalunya ya sabían cortar el tronco y las ramas de un árbol para conseguir la madera que les servía para hacer fuego o construirse chabolas y herramientas. Lo que hasta ahora era una hipótesis se constató ayer con el hallazgo, en el yacimiento del Abric Romaní de Capellades, del fósil de un árbol cortado y rodeado de ramas fosilizadas preparadas para hacer fuego.

"Hasta ahora desconocíamos si los neandertales eran capaces de obtener madera fresca de grandes árboles o si solo recogían ramas caídas o podridas", explicó ayer el arqueólogo responsable de los trabajos de excavación arqueológica en el yacimiento de Capellades, Eudald Carbonell. "Se confirma así la importancia de su tecnología", añadió.

Noticias relacionadas

DATACIÓN

Los homínidos vivieron en Europa hace entre 250.000 y 25.000 años. Los expertos sitúan el asentamiento del Abric Romaní hace 56.000 años, cuando lo ocuparon neandertales que iban del interior al litoral mediterráneo. El fósil hallado, con un tronco de 40 centímetros de diámetro, pudo ser de "pino, chopo ó un aliso de 10 a 12 metros de alto", dijo Carbonell. Su base fue cortada a un metro de altura.