La gran mayoría de inmigrantes llegan a España vía Barajas o desde Francia

Los extranjeros que acceden a Canarias a bordo de cayucos son únicamente el 4,5% del total

Según los sindicatos policiales, este año 18.000 subsaharianos han sido llevados a la Península

Se lee en minutos

ANTONIO BAQUERO / OLGA PEREDA / BARCELONA / MADRID

Pese a la conmoción que generan las imágenes de la llegada incesante de cayucos cargados de subsaharianos, esta oleada apenas tiene peso en el cómputo global de los inmigrantes que cada año entran en España. Los 18.313 subsaharianos llegados a Canarias a bordo de esas embarcaciones en lo que va de año solo suponen el 4,5% del total de 601.000 inmigrantes que, desde el 2001, se calcula que de media entran cada año en territorio español.

Eso sí, esta tasa es superior a años anteriores. El año pasado, a Canarias solo llegaron 4.500 subsaharianos en patera o cayuco, apenas el 0,7% de los extranjeros que llegaron durante ese año a España.

En Catalunya, la repercusión del traslado de subsaharianos llegados a Canarias es aún menor. Los 800 subsaharianos que han llegado en lo que va de año apenas suponen el 0,3% de los 200.000 inmigrantes sin papeles que la Administración, las oenegés y los sindicatos coinciden en que residen en Catalunya.

MADRID Y FRANCIA

El secretario de inmigración de CCOO, Gassán Saliba, insistió en que "el peso de las llegadas en cayuco es insignificante". "En este país, la inmigración indocumentada entra sobre todo a través del aeropuerto de Barajas y de la frontera con Francia", comentó este responsable sindical que, a modo de ejemplo, señaló que en lo que va de año han llegado a Catalunya unos 12.000 inmigrantes bolivianos.

Todos ellos vienen en avión hasta España, pues no se les exige visado de entrada en la UE. Los inmigrantes se presentan como turistas y siempre que vengan con billete de vuelta, una cantidad de euros en efectivo y una reserva de hotel, la policía de fronteras les deja pasar.

La otra gran entrada a España son los puntos fronterizos por Francia, sobre todo La Jonquera y Hendaya. Por allí entran constantemente inmigrantes rumanos y búlgaros, a los que por la inminente entrada a la UE de sus países tampoco se les exige visado. Además, las fuerzas de seguridad ha detectado que inmigrantes de otros países piden visados para otros países europeos y, una vez allí, se trasladan en avión hasta España, especialmente a pequeños aeropuertos como el de Girona, donde hay menos control de fronteras.

LLEGADAS EN AVIÓN

En la misma línea, un portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP) insistió en que la "política basura" hace que la atención se centre en los cayucos que llegan a Canarias, cuando el "verdadero problema" de la inmigración clandestina está "en los aeropuertos". Tras recordar que los ecuatorianos son el colectivo más numeroso en España tras los marroquís, se preguntó: "¿En qué cayucos han venido todos los ecuatorianos sin papeles? En ninguno --respondió--. Vienen en avión y por Barajas".

Según el sindicato policial, otra vía de entrada para muchos inmigrantes procedentes de América Latina y de países del Este es la línea férrea que enlaza París con Madrid.

El miembro del SUP, experto en inmigración, afirma que el 80% de los africanos que llegan a España de forma ilegal proceden de países donde se habla francés. Por eso, en su opinión, "no se quedan en territorio español, sino que continuan su camino hasta Francia, Bélgica o Luxemburgo", donde el idioma les supone un problema menos.

Te puede interesar

El portavoz del sindicato policial afirmó que, en lo que va de año, la Dirección General de la Policía ha trasladado a 18.000sin papelesa varias autonomías. En esta cifra están incluidos los que proceden de Canarias (la mayoría), los de Ceuta y Melilla y los que son trasladados de una comunidad a otra.

El portavoz destacó que cuando los inmigrantes son traslados a cualquier autonomía, se ponen a disposición de las oenegés.