Ir a contenido

Fotograma de La forma del agua, de Guillermo del Toro

LA GRAN CITA DEL CINE FANTÁSTICO DE CATALUNYA

Festival de Sitges 2017: todas las claves

Del 5 al 15 de octubre, la 50ª edición del festival volverá a mostrarse como gran escaparate mundial de todas las variantes del cine de género

Julián García Juan Manuel Freire

El 28 de septiembre de 1968 se inauguraba la primera Semana Internacional de Cine Fantástico de Sitges con la proyección en el cine Prado del clásico de la ciencia ficción soviética 'Aelita', de Yákov Protazánov. Poco hacía suponer que aquel certamen pionero, organizado con más voluntad que pericia, acabaría siendo lo que es hoy: uno de las citas imprescindibles del cine de género mundial, templo de devotos de lo sobrenatural y lo raro. En su emblemática 50ª edición, el festival de Sitges se viste de etiqueta -como el elegante conde Drácula de su cartel conmemorativo- para reafirmarse como faro de las infinitas posibilidades expresivas y temáticas del cine de género. El cine más excitante, imaginativo y expansivo posible.

El fantástico, en todas sus oblicuas variantes, vive hoy una magnífica salud, tanto en lo creativo como en el éxito de público. 'La forma del agua', de Guillermo del Toro, inaugura Sitges con el imponente aval de su León de Oro en el último Festival de Venecia. 'It' va camino de convertirse en una de las tres películas de terror más vistas de la historia; y en la última década, títulos como 'Expediente Warren: The conjuring', 'Anabelle', 'Insidious' o 'Paranormal activity' han llevado público en masa a las salas desafiando el enorme poder de las franquicias superheróicas. El éxito en España de 'Verónica', de Paco Plaza, se añade al clima de atracción por el miedo, la inquietud y lo distinto del que Sitges hace bandera desde hace ya medio siglo.

La programación de la 50ª edición del festival es, como viene siendo habitual en los últimos tiempos, vasta y diversa, prácticamente inabarcable. Desde aquí les mostramos un pequeño mapa, en forma de claves, para que puedan guiarse entre los fabulosos secretos, misterios y aventuras que esconde desde el 5 al 15 de octubre.

1. El mejor sitio posible para ver cine fantástico

El convulso momento político en Catalunya ha llevado a la Fundació del Festival de Sitges a ser una de las entidades que tiene las cuentas intervenidas por el ministerio de Economía, según ha explicado el 'conseller' de Cultura, Lluís Puig, este jueves en la rueda de prensa de presentación de la 50ª edición. El engorro administrativo que eso supone no ha impedido, sin embargo, que Sitges haya podido tenerlo todo a punto cuando falta solo una semana para que se alce el telón. "Es una edición muy especial para nosotros", ha dicho su director, Ángel Sala, eufórico por abrir el festival con 'La forma del agua', y que ha reiterado una de sus máximas: "Catalunya es una potencia mundial en cultura popular, con Sitges, el Salón del Cómic y una gran cita de música electrónica como el Sónar". Sitges-2017 se ratifica, pues, como uno de los mejores -si no el mejor- festivales del mundo de cine de género. "Os emplazo a pasarlo bien, a disfrutar del mejor sitio posible para ver cine fantástico", ha sentenciado Sala.


2. El concurso

En la sección oficial a competición, la variedad de propuestas es abrumadora. También la cantidad de películas: hasta 34 habrán a concurso, aproximadamente el doble que en los últimos festivales de Cannes y Venecia.

Entre ellas hay algunas que participaron, precisamente, en la cumbre cinéfila de la Costa Azul: ‘Jupiter’s moon’, del húngaro Kornél Mundruczó, quien además charlará con el público tras el pase de su fábula del 2005 ‘Johanna’, y la discutida ‘The killing of a sacred deer’, viraje al terror del griego Yorgos Lanthimos (‘Canino’, ‘Langosta’). También por Cannes pasaron, aunque no en sección oficial, algunas cintas asiáticas muy esperadas: ‘Blade of the immortal’ (Takashi Miike), ‘Before we vanish’ (Kiyoshi Kurosawa) y ‘La villana’ (Byung-gil Jung).

La pregunta es: ¿qué películas con todavía poco recorrido de este súper pack se revelarán como gratas sorpresas? Desde aquí apostamos por ‘Laissez bronzer les cadavres’, nuevo filme del tándem neo-giallo Cattet & Forzani, o ‘The ritual’, 'survival' forestal a cargo del autor (David Bruckner) del mejor segmento (esa despedida de soltero con chica demonio) de la antología 'found footage' ‘V/H/S’.


3. Más allá de la competición

En sección oficial, aunque fuera de concurso, se podrán explorar nuevas precuelas de franquicias tan populares como ‘La matanza de Texas’ y ‘The conjuring’. Dirigida por el tándem Julien Maury y Alexandre Bustillo, habitual de Sitges, ‘Leatherface’ explora los orígenes del asesino de la motosierra, mientras ‘Annabelle: Creation’ nos explica cómo obtuvo su conciencia la muñeca de ojos atentos y trenzas de colegiala. Christopher Landon, veterano de otra saga infinita como ‘Paranormal activity’, dirige ‘Feliz día de tu muerte’, o lo que parece un 'atrapado en el tiempo' en clave 'slasher'.

Todas las secciones de Sitges incluyen joyas semiocultas. En la sección Anima’t, Masaaki Yuasa, mente expansiva detrás de ‘Mind game’, estará presente con su premiada en Annecy ‘Lu over the wall’, pero también, no se la pierdan, su otra película de este año: ‘Night is short, walk on girl’, relectura de su propia serie ‘The Tatami galaxy’. Midnight X-treme dará la oportunidad de ver en pantalla grande ‘Tokyo vampire hotel’ y la sorpresa ultraindie japonesa ‘Vampire clay’.

No conviene tampoco dejar escapar selecciones de Noves Visions como ‘Marjorie Prime’, el 'thriller' ‘Hounds of Love’ y, aunque solo sea por decir ‘yo fui y salí vivo’, ‘Kuso’, el según parece revulsivo debut como director del productor musical Flying Lotus. El apartado thrilleresco Orbita incluye ‘Wind river’, segundo asalto a la dirección de Taylor Sheridan, guionista del 'sleeper' del 2016 ‘Comanchería’.


4. La nutrida oferta local

Venía siendo habitual, a modo de norma no escrita, que una producción catalana inaugurara el Festival de Sitges. No fue así en el 2015, con la proyección de ‘La bruja’, de Robert Eggers, y no será así este año, con la de ‘La forma del agua’, de Guillermo del Toro. En cualquier caso, la 50ª edición del festival contará con una potente presencia de cine catalán y español, de entre la que tres títulos acaparan, de entrada, los flases: ‘La pell freda’, adaptación de la novela fantástica de Albert Sánchez Piñol a cargo de Xavier Gens; ‘Musa’, regreso al ‘thriller’ sobrenatural de Jaume Balagueró; y ‘El secreto de Marrowbone’, debut como director de Sergio G. Sánchez, guionista de ‘El orfanato’ y ‘Lo imposible’, de J.A. Bayona. Las tres películas se proyectan fuera de concurso.

En la sección oficial a competición se verán cinco producciones españolas: 'Errementari', apadrinada por Álex de la Iglesia y dirigida por Paul Urkijo, con inspiración en un cuento tradicional vasco sobre un herrero que negocia con el diablo y se arrepiente; 'Dhogs', premiada ópera prima del gallego Andrés Goteira; ‘Matar a Dios’, intrigante debut en la dirección de los premiados cortometrajistas catalanes Caye Casas y Albert Pintó; Black hollow cage’, estilizado ‘thriller’ de terror del madrileño Sadrac González-Perelló; y ‘Maus’, ópera prima del asturiano Yayo Herrero ambientada en Bosnia y con los ecos de la guerra de los Balcanes al fondo.

En otras secciones, se podrán ver ‘The supers’, de Yolanda Torres (Sesions Especials); ‘Drácula Barcelona’, de Carles Bosch (Panorama Documenta), la coproducción británico-catalana ‘The biggest thing that ever hit Broadway - Redux’, de Marcus Thompson,  ‘Compulsión’, de Ángel González, y ‘Arder’, de David González Rudiez (las tres en Noves Visions Plus). También se proyectará, bajo bandera estadounidense, ‘Most beautiful island’, el premiado drama dirigido y protagonizado por la madrileña Ana Asensio a modo de reverso amargo del sueño americano (Noves Visions One).


5. Clásicos recuperados

Además de escaparate de tendencias al alza en terreno fantastique, el festival de Sitges es también una oportunidad para rescatar (en pantalla grande, o muy grande, en el caso del Auditori) títulos antiguos que pueden impactar como el primer día. La sección de explícito nombre Sitges Clàssics se subdivide este año en varios ciclos jugosos. Este año se rinde homenaje, ya desde el póster, a la figura de Drácula, y se podrán ver hasta ocho títulos ligados a este mito literario, incluyendo tanto clásicos (los ‘Drácula’ de Browning y Fisher, la fiel adaptación de Coppola) como curiosidades (la mexicana 'El vampiro' de 1957 o el ‘Drácula negro’ de 1972). También conviene prestar atención a las delicias policiales y de artes marciales del ciclo ‘The Hong Kong Experience’; las proyecciones de ‘El exorcista’ y ‘Carga maldita’ con la presencia de su director William Friedkin, o un programa doble presentado por Del Toro con ‘Suspiria’ y su propia ‘La cumbre escarlata’.


6. Los premiados e invitados

La alfombra roja de Sitges-2017 ya reluce para recibir a la numerosa comitiva de premiados e invitados, con nombres tan destacados como Guillermo del ToroSusan SarandonWilliam Friedkin y Frank Langella. El director mexicano visitará Sitges como padrino de la 50ª edición y la inaugurará con su última película, la premiada ‘La forma del agua’. Por su parte, Sarandon, figura clave del Hollywood moderno, recibirá un Gran Premi Honorífic, idéntico galardón que Friedkin, director de 'El exorcista', 'The french connection' y otros tantos filmes de impacto, y que Langella, actor de progresivo culto, protagonista del 'Drácula' de John Badham.

Guillermo del Toro @realgdt os reclama ��#Sitges2017 #Sitges50

A post shared by Sitges Film Festival (@sitgesfestival) on 

Los galardones de la Màquina del Temps recaerán en el director húngaro Kornél Mundruczó, el actor y director español Santiago Segura y, a título póstumo, nada menos que el icónico Vincent Price. El actor alemán Udo Kier recibirá una Maria Honorífica, lo mismo que el director de fotografía y restaurador catalán Juan Mariné, el dibujante de cómic Juan Martínez, el director italiano Sergio Martino, la productora británica Denise O'Dell y el distribuidor hongkonés Fred Tsui. Y el premio Nosferatu, de la sección Brigadoon, será para Tony Isbert, miembro ilustre de una de las grandes sagas familiares del cine español. 

Al margen de los premiados, Sitges contará, por supuesto con presencias estelares de directores y actores en promoción de las películas proyectadas: Kiyoshi Kurosawa (‘Before we vanish’), Ana Lily Amirpour (‘The bad batch’), el actor Vince Vaughn y el director S. Craig Zahler (‘Brawl in cell block 99’), Hugo Silva (‘Solo se vive una vez’), Aura Garrido (‘La pell freda’) o Franka Potente (‘Musa’), entre otros muchos.


7. La presencia televisiva

Si tenemos en cuenta los límites porosos entre pantallas y que la tele fantástica se ha ganado, por fin, el reconocimiento debido, no es de extrañar la presencia cada vez más amplia de las series en Sitges. Este año se podrá ver en el Auditori un pequeño adelanto de la T2 de ‘Stranger things’, en una presentación a la que acudirán Millie Bobby Brown (Once) y Noah Schnapp (el pequeño Will). También esa gran pantalla acogerá el estreno de ‘La zona’, el 'thriller' posnuclear creado por los hermanos Cabezudo (‘Purgatorio’); otros tres episodios se podrán degustar en el Espacio Movistar+. Completando la oferta de Serial Sitges, doble episodio de la T2 de ‘Channel zero’, antología terrorífica bajo la influencia de las leyendas urbanas diseminadas a través de la red.