20 sep 2020

Ir a contenido

LUCHA INTERMINABLE

"Es más fácil comprar un porro que un lápiz"

El desolador testimonio de personas que libran un extenuante combate contra su adicción a la droga

Varios exdrogadictos explican su infierno con los estupefacientes. / SINFILTROS

El Observatorio Europeo de las Drogas estima que al menos 8 millones de adultos europeos han probado la cocaína. España ostenta, junto a Reino Unido, el dudoso honor de encabezar el 'ranking' europeo en consumo de esta sustancia tan adictiva como peligrosa.

Sinfiltros viaja a través de la espiral de autodestrucción que la droga provoca no sólo en quien la consume sino en todo su entorno. La cocaína destruye al consumidor pero también alcanza a su familia.

“Es más fácil comprar un porro que un lápiz; en la calle hay más droga que en las librerías”. Adictos en rehabilitación desnudan su corazón y abren las puertas de su casa a nuestras cámaras. Es el caso de Diego. Arrastró a su esposa al abismo de la cocaína, hostigó a su propia hija, pero hoy por fin vislumbra la luz al final del túnel.

Describe una pesadilla, asegura, de la que sólo quedan las cenizas, tras más de 20 años luchando contra su adicción.

Manolo Monsalve, exdrogadicto, es uno de los terapeutas que acompañan cada día a los pacientes de la asociación ARPIAL, enfermos que se encuentran en un callejón sin salida. Él les ofrece un camino para escapar del infierno.